Mercedes C: la tecnología al servicio de la calidad y el lujo

La firma alemana Mercedes, que puede presumir de una historia llena de calidad y grandes ofertas, presenta su Clase C, que aúna tecnología y lujo, de forma compacta y en adecuadas medidas, donde toda ha sido pensado para el mejor resultado y utilización final.

Las prestaciones del vehículo que hemos probado, tanto en ciudad como en carretera, son incomparables y así lo demuestran, entre otras cosas, características que hacen de este modelo, un gran protagonista de esta marca.

Se ha reducido su peso de forma muy importante a base de componentes de aluminio y materiales ultraresistentes. La carrocería es ligera y presenta una seguridad muy destacada.

Sus motores presentan menor potencia y son ultramodernos, con una agilidad sorprendente, que supone un menor consumo, a la vez que producen menor emisiones dañinas.

En suma, la tecnología se ha impuesto en este segmento y ha logrado un vehículo, difícilmente superable, que hace de la Clase C de Mercedes, un modelo muy recomendable.

La seguridad y la ayuda al conductor están muy presentes en este modelo, con varios sistemas – algunos opcionales – que facilitan al máximo la tarea de la conducción, haciéndola sumamente cómoda y segura. Un panel frontal de fácil utilización permite que la conducción sea más fácil y cómoda. Los sensores de diferentes soluciones facilitan aún más la conducción del vehículo.

interior_mercedes_clase_cEl lujo interior sigue siendo la norma de la firma Mercedes en este modelo y el confort está presente en cada rincón del interior de los modelos de la Clase C.

No le queda atrás su diseño exterior, sobre todo en lo que a sus guardabarros delanteros se refiere, además de embellecedores cromados en el escape, demostrando de esta forma, su diseño deportivo a la vez que compacto y armonioso.

Esta Clase C combina un motor AMG Perfomance 4 Matic y la sofisticada tecnología de tren de rodaje AMG. La aceleración la hace de 0 a 100 km, en 4,9 segundos. Con ello está todo dicho.

Pero si esto es importante debe destacarse su consumo. Así, en la prueba realizada por esta publicación, la media a 100 km/h ha supuesto un consumo de 4,5 litros, y hacerlo con 120 km/h ascendió a tan sólo 4,8 litros. Evidentemente asciende el consumo en ciudad, donde puede llegarse a los 6,8 litros.

El diferencial autobloqueante AMG, con regulación electrónica en el eje trasero, mejora la tracción y la estabilidad de marcha.

La línea Exclusive, expresa el lujo, con una versión más elegante y mayor equipamiento y materiales de alta calidad, que muestran un modelo de total perfección. Más alto nivel presenta el paquete denominado Luxury, lo que lleva al comprador a conseguir el máximo lujo.

En todo caso la versión básica tiene un equipamiento de serie muy completo que mantiene ampliamente la calidad habitual de Mercedes.

Ante todo esto podemos hablar de que su precio – en la versión Exclusive, ronda los 42.000 euros, importe lógico al hablar de lo comentado en esta prueba, aunque el cliente puede optar por diferentes posibilidades a la hora de acceder a la compra de este modelo.