Meliá Hotels International anuncia su primer hotel Gran Meliá en Irán

  • El primer hotel internacional de cinco estrellas en el país formará parte del espectacular desarrollo “Ghoo, Diamante de Oriente Medio” en el mar Caspio
  • Meliá se convierte en uno de los primeros grupos internacionales en sumarse al prometedor desarrollo del turismo en Irán

Meliá Hotels International ha anunciado su próxima entrada en Irán con el primer hotel cinco estrellas gestionado por una compañía internacional, el Gran Meliá Ghoo, ubicado en el mayor complejo mixto residencial, comercial y hotelero desarrollado en el país, que está siendo construido en Salman Shahr, un popular destino vacacional del mar Caspio. La hotelera española toma así posiciones para convertirse en uno de los grupos internacionales de referencia en este mercado ante el previsible desarrollo turístico que experimentará el país tras el levantamiento de las sanciones que restringían la inversión extranjera desde 2006.

El hotel forma parte del gran complejo Ghoo, Middle East Diamond, desarrollado por el inversor y empresario iraní Ahad Azim Zadeh, en Salman Shahr (provincia de Mazandaran), al norte del país; un destino tanto de ocio como de negocios que funciona los 12 meses del año. Además del hotel, el complejo contará con dos torres residenciales, un centro deportivo, parking y un centro comercial ya abierto al público, todo ello en una superficie de 180.000 m2.

Gran Meliá Ghoo ocupará una torre de 130 metros de altura que dispondrá de 319 habitaciones de lujo de diferentes tipologías, donde destaca una suite presidencial de más de 500m2. Además contará con todos los servicios característicos de un cinco estrellas, incluida una variada oferta gastronómica con siete restaurantes y bares, más de 1.300m2 para reuniones y banquetes, dos piscinas, spa, instalaciones de ocio y diversos espacios comerciales.

Gabriel Escarrer, Vicepresidente y Consejero Delegado de Meliá Hotels International, aseguró que este hotel supone un importante hito para la marca Gran Meliá y para la Compañía: “Siempre hemos sido pioneros en el desarrollo de nuevos mercados para la industria turística, por ello es todo un reto para nosotros poner en marcha este proyecto, tan importante para el futuro del sector en este país, en un momento histórico para las relaciones internacionales en la región. Creemos firmemente en el potencial turístico de Irán y nos sentimos orgullosos de haber merecido la confianza de nuestros socios y promotores de este magnífico proyecto, que ratifica una vez más nuestra capacidad de competir por los mejores proyectos hoteleros en cualquier parte del mundo”.

Ahad Azim Zadeh, CEO de Azimzadeh Carpet y principal inversor del desarrollo Ghoo, Diamante del Medio Oriente enfatizó que “este es un momento histórico para el turismo de Irán, y estamos encantados de formar parte del mismo; El turismo aporta desarrollo social y económico a las comunidades, así como hermana culturas y pueblos. El Complejo Ghoo marcará sin duda un antes y un después para el turismo iraní y para el sector de hoteles vacacionales de vanguardia”.

Siendo uno de los países de mayor superficie de Oriente Medio, Irán mantiene una posición estratégica conectando Rusia y Turquía con el mundo árabe, además de ser un punto clave para el transporte entre Asia y Europa. Irán figura entre las 20 primeras economías del mundo y el levantamiento de las sanciones contra el país abre una nueva etapa de inversión extranjera, por lo que el gobierno iraní ya está trazando estrategias para acelerar el desarrollo de sectores clave, especialmente la industria petrolera y gasífera, el sector tecnológico y el turismo. Según datos del Fondo Monetario Internacional, el Producto Interior Bruto (PIB) iraní crecerá de forma casi inmediata un 4% fruto de las inversiones extranjeras que recibirá el país tras el levantamiento de las sanciones.

El Turismo es, sin duda, uno de los sectores con mejores perspectivas de crecimiento. De hecho, Irán prevé atraer a más de 20 millones de viajeros anuales hacia 2025, frente a los cinco millones actuales, que dependerá de la creación de nueva oferta hotelera – cuya ampliación se estima en al menos 150 hoteles para abastecer a la demanda de viajeros – e infraestructuras de transporte. El gobierno ha revelado recientemente su intención de adquirir hasta 160 aviones comerciales Airbus para incorporar a la flota de Iran Air, además de construir más de 500 kilómetros de ferrocarril al año y nuevas carreteras.