Máxima potencia y calidad del Mitsubishi ASX 220 D-ID

Mitsubishi ASX 220 D-ID Kaiteki Auto 4WDEl modelo que acabamos de probar se ha convertido en el nuevo éxito de la gama ASXEl ASX que es sin duda alguna, el vehículo de la marca japonesa que mejor resultado le está ofreciendo a Mitsubishi. Es por este motivo que se ha querido ampliar ligeramente el techo de gama con la incorporación de la variante 220 D-ID de 150 CV con una caja de cambios automática de seis velocidades.

Con unas cifras de ventas superiores a las 340.000 unidades vendidas en todo el mundo, el ASX llegó en 2010 con la intención de plantarle cara al superventas Qashqai. Es quizás el modelo más próximo al de la marca Nissan por medidas, estética y habitabilidad, y esto es un punto a favor para Mitsubishi.

La prueba realizada ha demostrado sobradamente que estamos ante la máxima potencia debidamente controlada y un diseño difícilmente superable que aporta nuevas posibilidades en la imagen de este modelo.

Gran potencia y calidad

  Desde el punto de vista de diseño, el Mitsubishi ASX 2013, dispone de  parachoques delantero y trasero con nuevo diseño, añade detalles en la parrilla, salidas de escape cromadas, nuevas llantas y más modificaciones que puede valorar y descubrir el conductor en el enlace que acabamos de proporcionar.

También el interior se ha renovado con la inclusión de un nuevo volante multifunción revestido en cuero, nuevas tapicerías y equipos multimedia actualizados.

ElMitsubishi ASX 220 D-ID Kaiteki Auto 4WD, se comporta de forma muy especial y completa en las autopistas. Es cómodo para viajar aunque también puede adentrarse por caminos de tierra. Es en vías rápidas donde el ASX mejor se desenvuelve y donde demuestra una bien conseguida comodidad.

La posición de conducción es alta, con una buena visión de la carretera y de los elementos que nos rodean.

Este modelo de Mitsubishi dispone del sistema de tracción total, All Wheel Control, que es de serie. Debe destacarse especialmente el buen hacer de su conjunto motor-cambio. El motor de 2.2 litros, 150 CV y 360 Nm de par, es el mismo que monta el Outlander. Sólo se puede asociar al cambio automático de seis velocidades y al sistema de tracción integral 4WD. Tiene un consumo medio homologado de 5,8 litros cada cien kilómetros, aunque verdaderamente es muy difícil bajar de los 6 aunque demos la vida para conseguirlo. Durante el recorrido, a ritmo elevado, el ordenador de a bordo nos mostraba una media de 7,3 l/100 km.

La caja de cambios “INVECS-II” es de tipo convertidor de par con seis relaciones programadas, lo que permite obtener unas transiciones suaves y progresivas al subir o bajar una marcha. A diferencia de otros modelos de este tipo en el que en modo automático el sistema parece patinar al acelerar, aquí no. Los cambios están bien escalonados, con una primera especialmente corta y una sexta algo larga para el desahogo en autopista. Bastante similar a un cambio convencional.

El Mitsubishi ASX 220 D-ID Kaiteki Auto 4WD.Detalle de la leva derecha, de gran tamaño y con cierto toque deportivo. El sistema de gestión del 4×4 All Wheel Control, de serie en este modelo, garantiza una tracción óptima con la calzada en condiciones adversas. Existen tres modos de funcionamiento: 2WD, 4WD y 4WD Lock. El modo 4×4 gestiona los dios ejes con un reparto que puede ir desde el 98% y el 2% detrás hasta un 50/50. Especialmente indicado para conducir sobre pistas de tierra o calzadas mojadas y nevadas. La incorporación de esta nueva variante no hace más que ampliar un poco más una gama mecánica que no ofrecía la opción del cambio automático. Una posibilidad que cada vez gusta más entre los conductores de nuestro país y del resto de Europa y que, sin duda, el ASX necesitaba para igualar fuerzas con modelos de la competencia.

Tras la detenida prueba de este modelo de Mitsubishi, se puede asegurar que, este vehículo es una gran demostración de potencia y calidad, algo que tiene demostrada esta firma japonesa  Es cómodo, funciona bien, el motor empuja con fuerza, el cambio es suave, todo ello se suma y se consigue un gran conjunto y una excelente opción.