La magia del Ballet Clasico de San Petersburgo

  • Madrid se viste de gala para admirar el arte del baile

Hasta el día 3 de agosto y en el Teatro Gran Vía de la capital de España, la magia y el arte del Ballet Clásico de San Petersburgo puede ser admirado en una nueva estancia en España del magnífico elenco que esta formación rusa  dispone y que recorre el mundo mostrando una calidad artística, consecuencia de la categoría profesional de sus componentes, ampliamente reconocida en numerosos países y que permite a los amantes de este arte disfrutar de una colosal cita con varios títulos encabezados por El Lago de los Cisnes.

El Ballet Clásico de St. Petersburgo es la compañía fundada por el solista principal del Mariinskiy Ballet,  Andrey Batalov (Director Artístico y Coreógrafo) y por Andrey Sharaev (Director General).

Su repertorio incluye versiones clásicas de los ballets “El Lago de los Cisnes”, “Giselle”, “Don Quijote”, “El Cascanueces”, “Chopiniana” y también las coreografías contemporáneas creadas por Alexey Miroshnichenko, Emil Faski y otros.    Andrey Batalov terminó su formación en 1992 en la Academia de Ballet de St. Petersburgo “Vaganova”. Entre 1992 y 1994 fue solista del Ballet del Teatro Mikhailovskiy de St. Petersburgo y desde 1994 hasta la actualidad es solista principal del Ballet Mariinskiy. También fue solista del Real Ballet Danés (2000-2002).

Su figura ya esta reconocida a la altura de legendarios artistas como Baryshnikov, Nizhinskiy… Su colección de premios en los concursos internacionales de ballet no tiene igual:  es poseedor de Medallas de Oro en Nagoya (Japón 1996), París (1996), Segundo premio en el concurso “Nuriev” en Budapest (1996), Primer Premio y Premio Mikhail Baryshnikov  en “Arabesk-1996”, Gran Prix en Moscú (1997). Su repertorio incluye los papales principales en “La Sílfide”, “Descanso de Caballería”, “El Corsario”, “Don Quijote”, “La Bayadere”, “Manon”, “Sherezade”, “Romeo y Julieta”, “El Lago de los Cisnes”, “Giselle” y en los ballets modernos con las coreografías de Peter Martins  y Kevin O’Dail.

 

Batalov bailó con las mejores bailarinas del Mariinskiy Ballet: Altynay Asylmuratova, Diana Vishneva, Uliana Lopatkina, Elvira Tarasova y con Nadezhda Pavlova (Ballet Bolshoi de Moscú)

Como coreógrafo y director Andrey Batalov sigue las mejores tradiciones del clásico cuidando al máximo las coreografías de M. Petipa, L. Ivanov, A. Gorskiy, M. Fokine, etc.