Tratamientos termales en el Balneario de Lugo

  • Con un pasado romano que puede admirar el viajero en un clima de paz y tranquilidad

En el panorama del turismo termal español luce de forma especial el Balneario de Lugo, situado junto a las aguas del Río Miño y donde la traquilidad, la paz y los tratamientos termales son la norma.

Su origen romano queda reflejado en las excavaciones que el viajero puede conocer en detalle y que se encuentran en el mismo balneario y que han sido cuidadosamente expuestas a la vista de los viajeros que disfrutan de estas aguas termales.

Se completan los tratamientos termales con la visita al entorno de la cuidada e histórica ciudad de Lugo, donde destaca su muralla romana, que puede conocerse en detalle en toda su construcción, así como el recorrido por sus calles que muestran tipismo y cultura.

De forma complementaria, el viajero puede disfrutar en esta instalación termal, de una gastronomía insuperable, típicamente gallega, y que es un digno complemento del tratamiento termal.

Es conveniente conocer que el Balneario de Lugo está incluído en el Programa del Inserso, lo que demuestra su contrastada calidad y hace posible su disfrute para todo tipo de viajeros, todo ello durante gran parte del año, lo que hace de esta instalación termal una cita obligada para conocerlo en cualquier momento del año.

Aguas de Termas Romanas

En el centro del edificio en el Balneario de Lugo se encuentran Las Termas Romanas, uno de los monumentos mas representativos del legado cultural romano.

Su construcción comenzó al compás de los primeros pasos de la ciudad, fundada por el legado de Augusto, Paulo Fabio Maximo, en el año 15 antes de nuestra era y que con el tiempo sería la capital de la Gallaecia septentrional, el Conventus  Iuridicus.

Las Termas están en una zona modelada por el conquistador  romano. A poco más de 100 metros se encuentra el puente romano que constituyó la principal comunicación de la ciudad con el sur de Galicia.

Los baños públicos formaban parte del modo de vida romano y representaban la magnificencia y el poder de sus gobernantes. Casi todos tenían una serie de salas comunes con funciones específicas. En el Apodyterium las personas se desvestían y en las paredes se abrían una serie de nichos para dejar las prendas. El Caldarium era la sala del baño caliente. El Tepidarium servía de transición para el baño frío que era el Frigidarium. Además podía haber otras estancias para baños de vapor, para hacer ejercicio ( palestra) ….

Las excavaciones arqueológicas realizadas proporcionan valiosa información sobre la organización de las Termas Romanas. Así en la excavación de la piscina del patio posterior se encontraron 14 aras partidas por la mitad, dedicadas a las Ninfas por personajes de relevancia de la época: Marco Ulpio Longiniano, Lucio Valerio Maximo, Marco Hortensio Maximiliano…, con ellas demuestran su agradecimiento a las diosas titulares del manantial por la calidad curativa de sus aguas.

Las Termas estuvieron siempre en uso a lo largo de los siglos y son otro testimonio más de la pervivencia de las grandes obras públicas romanas de la ciudad de Lugo: la Muralla, El Puente, el Acueducto y la red de sumideros…

Tratamientos termales

El poder del agua se utiliza para diferentes tratamientos termales que llevan a cabo experimentados profesionales  que trabajan en el Balneario de Lugo durante todo el año.

De esta forma se puede disfrutar de los siguientes tratamientos:

  • Duchas circulares

El agua termal incide en todo nuestro cuerpo a través de múltiples orificios por los que sale el agua con gran dispersión. Tienen un efecto relajante.

  • Ducha Vichy

Consiste en la aplicación de un masaje manual bajo la ducha de agua mineromedicinal

  • Salas de chorro

Proyección de un chorro horizontal de agua sobre el cuerpo, con control de presión y temperatura. Produce un masaje cutáneo y muscular.

Piscina de agua termal

Piscina de agua mineromedicinal con chorros subacuáticos.

  • Baños

Baño en bañera con agua mineromedicinal.

Baños de burbujas

Baño termal con aire a presión, originando burbujas que realizan una suave estimulación mecánica.

Baño-agua-termal-mineromedicinal-balneario-Lugo-termas-romanas

El Balneario de Lugo ofrece en su sala central, una fuente de la que se puede beber directamente el agua de un manantial mineromedicinal.

  • Sala de parafangos    

Los tratamientos consisten en una aplicación de calor local que producen un efecto analgésico.

  • Masajes

Masajes totales o parciales de relax, terapéuticos, anticelulítico.

Tratamientos termales faciales y corporales estética termal

Algas o fangos, limpiezas, exfoliaciones, hidrataciones.

  • Sala respiratorio

Pulverizaciones, duchas nasales, inhalaciones de vapor, aerosoles,.. tratamientos para tratar afecciones respiratorias.

Turismo y salud para el viajero

La oferta del Balneario de Lugo ofrece la posibilidad de disfrutar de una cita turística de primer orden y del cuidado de la salud.

De esta forma la ciudad de Lugo es una muestra histórica y cultural de primer orden. Su pasado romano así lo demuestra y quienes se alojan en el Balnerario puede conocer la ciudad que es cita incomparable para quienes gustan de un destino de calidad, que sorprende al viajero. De esta forma el Balneario de Lugo ofrece no solamente esta visita turística sino un paseo por la orilla del Río Miño, que puede disfrutarse junto a los edificios que componen esta instalación termal y que forman tranquilos jardines, donde la vegetación acompaña la paz del visitante, tras disfrutar de sus tratamientos termales.

El Balneario de Lugo es un hotel con la categoría de tres estrellas, situado en el Barrio del Puente, a 500m del centro de Lugo y junto a la N VI en dirección a Madrid. El hotel, cuenta con la Q de calidad turística, y se encuentra en la parte alta del edificio en el que también está el balneario, siendo un gran complemento para los tratamientos que pueden recibirse. Para ello dispone de 64 habitaciones, de las que 62 son dobles con baño completo, equipadas con lo necesario para el descanso, como hilo musical, calefacción o TV. En sus instalaciones, accesibles a personas con movilidad reducida, también dispone de 2 comedores, 2 salas de estar, un salón de reunión, capilla, cafetería, piscina de agua termal, ascensor adaptado a discapacitados y aparcamiento para unos 100 coches.