La Constitución cumple 40 años

  • Entre la añoranza y la esperanza para llegar a un Ley bien hecha

Podría pensarse que me he equivocado al hablar de los 40 años de la Constitución española aprobada tal día como hoy hace 39 años. Pero para mi y para muchos protagonistas de tal texto, el estudio de la Comisión Constitucional, que estuvimos presentes en aquella cita histórica, comenzó ahora hace 40 años y como tal hecho así creo que debería recordarse.

Digo esto porque lo ocurrido durante aproximadamente un año de la celebración y aprobación del texto constitucional, fue algo apasionante que ahora recordamos muchos entre la añoranza y la esperanza, pensando quizás que tras este amplio espacio de tiempo, sería bueno pensar en actualizar y poner al día parte de la Carta Magna.

Me fijaré en dos recuerdos que difícilmente se pueden borrar respecto al desarrollo de los debates constitucionales. De un parte la sabiduría y el conocimiento jurídico y político de Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, perteneciente a la  entonces Alianza Popular, que supuso un personaje definitivo para modernizar el texto constitucional, y que puso la sensatez y su conocimiento político por encima de todo, dando al texto presentado a todos los españoles, la solución que en esos momentos necesitaba el pueblo español para caminar hacia la modernidad.

En otra posición bien distinta, es necesario recordar a un político ya desaparecido de ideales y posiciones diferentes al anteriormente citado, que también mostró en esta Comisión Constitucional, puntos de vista bien distintos a los que hablaban de modernidad. Curiosamente  – Blas Piñar – que así se llamaba el personaje unido a tiempos franquistas, siempre mostró una completa y apasionada diferencia con el texto aprobado, para ser posteriormente votado, en cuanto a la España de las Autonomías – Titulo VIII de la Carta Magna – que tiene en estos momentos probado protagonismo con claros ejemplos de opiniones en contra y a favor.

Ambos personajes fueron fundamentales – como otros muchos – en la redacción definitiva del texto constitución mal que posteriormente se aprobó por el pueblo español. Pero sería bueno dedicar algo de tiempo a releer sus intervenciones para así valorar las reformas que, después de 40 años. necesita la Carta Magna.

Posiblemente las ideas que estos dos políticos expresaron en aquella Comisión Constitucional, deberían ser tenidos en cuenta pese a ser representantes de bien diferentes formas de contemplar España. Sería bueno pues que quienes próximamente formen la Comisión Constitucional para una necesaria reforma, tengan en cuenta lo ocurrido en aquel debate previo a la aprobación de nuestra actual Constitución.