Navidades con encanto en los Pueblos más Bonitos de España

Para pasar una Navidad de cuento no es necesario salir de España, un país que se caracteriza por sus encantadores municipios rurales. La Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, en su lucha continua por la promoción de los bellos pequeños municipios, propone diversas alternativas para pasar las fiestas en alguna de las 57 localidades de su red. Estos idílicos enclaves permitirán al turista pasar estancias de aventura, revivir la tradición de esta época a través de las más originales representaciones o sentir la magia de la Navidad a través de sus mercadillos. Todo, sin tener que viajar al Norte de Europa para ello.

Fornalutx: Una misa del gallo Patrimonio de la Humanidad  

Fornalutx, un vegetado municipio en Islas Baleares, resulta la opción perfecta para los visitantes más frioleros. No solo propone unas vacaciones marcadas por un clima más suave, sino que ofrece vivir de cerca las celebraciones baleares de la Misa del Gallo del día 24 de diciembre, una tradición declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, con una puesta en escena que ya no se hace prácticamente en ningún lugar del mundo.     

Valderrobres o Cantavieja: Navidades de leyenda

Los amantes de estas fechas encontrarán un ambiente de lo más romántico en cualquiera de los seis pueblos turolenses que forman parte de los Pueblos más Bonitos. El visitante encontrará allí senderos blancos, tejados nevados, aroma a leña y dulces como las Cocas de Cantavieja, un postre a base de miel y frutos secos. En Valderrobres se celebra el día 31 su carrera San Silvestre, que nos propone acabar el año de la forma más sana: haciendo deporte.

Santillana del Mar: Recibiendo a los Reyes Magos

Visitar la bella Santillana del Mar, en Cantabria, es una buena idea en cualquier época del año, pero en periodo navideño podremos además ser espectadores de su Cabalgata de Reyes que ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Es la única en España que representa, en una misma jornada, el Auto Sacramental (ocho escenas desplegadas por las calles de la villa) y la Cabalgata (con otras cuatro escenas). Esto permite al visitante, durante la tarde y noche del 5 de enero, viajar más de 2.000 años al pasado.

Laguardia:  Viaje al Barroco a través de su original Belén articulado

Pocas cosas son tan tradicionales en Navidad como el Belén. Dentro de la red de los Pueblos más Bonitos encontrarás numerosas escenificaciones del nacimiento de Jesús, pero en la villa arqueológica de la Laguardia (Álava) se recrea una de las más originales. Se trata de un Belén articulado de 73 piezas, móviles en su mayoría, que dirigen con habilidad los artesanos desde la parte inferior del escenario. Este Belén, de origen Barroco, ha recibido premios como el de la Asociación Belenista y atrae cada año a centenares de visitantes.

Capileira y Pampaneira: las Navidades más blancas

Aquellos que creen que la Navidad es sinónimo de paisajes nevados encontrarán su entorno ideal en el municipio alpujarreño de Capileira, en el Parque Natural de Sierra Nevada, a 1.436 metros de altura. Desde este pueblo de montaña podrás hacer algunas de las mejores rutas de senderismo de invierno, incluso llegar hasta el pico más alto de la Península Ibérica: El Mulhacén. Próximo a él, se halla otro de los pueblos de la Asociación: Pampaneira. Además, será una ocasión para contemplar el encendido del árbol de Navidad más alto de Europa, que este año tiene lugar en la misma provincia de Granada.

Castell de Guadalest: Una Navidad al turrón

Castell de Guadalest (Alicante) está en la tierra del turrón, lo cual la hace una villa perfecta para degustar estos característicos dulces navideños y muchos otros. A 30 kilómetros de esta localidad de raíces árabes encontramos la Cabalgata de Reyes más antigua de España, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, la de Alcoy. Un despliegue que encantará a niños y mayores, que podrán ver cómo los pajes reales se sirven de unas escaleras enormes para dejar regalos en los balcones de las casas. 

Aínsa: Turismo de aventura en la nieve

Quienes adoran la práctica del esquí o de otros deportes de invierno, encontrarán en los Pueblos Bonitos de Huesca, como Aínsa, un entorno idílico para pasar las que posiblemente serán sus navidades más especiales. Allí les esperan bonitos paseos bajo la nieve, hoteles de montaña con todas las comodidades y proximidad a las mayores estaciones de esquí de España y Francia. Este año, Aínsa celebra además una degustación de vinos artesanos.

Mojácar: Actividades originales y solidarias

Mojácar (Almería) nos ofrece una de las más dulces festividades, con un programa repleto de espectáculos o representaciones. Uno de los más originales es el musical interactivo ‘Teo y el mago’ de entrada libre, donde los asistentes podrán formar parte del show. Además, se celebra un Paseo Solidario de Navidad que da al visitante la oportunidad de mostrar su apoyo contra el cáncer y de probar, al mismo tiempo, el más típico vino caliente acompañado por pasteles caseros de frutas.

Además, en la página web de la Asociación ( www.lospueblosmasbonitosdeespana.org ), el visitante podrá encontrar muchas más actividades que se celebrarán en los pueblos durante el periodo navideño. Por ejemplo, la propuesta de pasar las fechas en una casa rural entre chimeneas y útiles de labranza, en Puebla de Sanabria (Zamora), asistir al certamen de teatro en Frigiliana (Málaga), o a los Conciertos especiales de Navidad que pondrán música a pintorescas villas como la albaceteña Alcalá del Júcar o la salmantina Candelario, sin olvidar la exposición de nacimientos populares mexicanos que tendrá lugar en la localidad de Chinchón, ubicada a 40 kilómetros del centro de Madrid.