Barenboim versus Debussy

El pianista y director de orquesta Daniel Barenboim rinde homenaje a Claude Debussy en el 100º aniversario de su muerte con un álbum que reúne una selección de las obras más significativas para piano solo de uno de los compositores más fascinantes y revolucionarios del siglo XX.

Sus conciertos en Oviedo, Madrid y Barcelona, serán los primeros de una gira europea para presentar su nuevo álbum, que le llevará a Burdeos, Toulouse, Bruselas, París, Hamburgo y Berlín.

“Debussy” incluye además de la reciente grabación de piezas como Estampes o la archiconocida “Clair de lune” de Suite Bergamasque, su interpretación del primer libro de Preludios, una sugerente e intimista grabación de 1998, inédita hasta la fecha, realizada en el Institut Pere Mata de Reus, joya del modernismo del arquitecto Domènech i Montaner, que ofrece la contextualización perfecta para el imaginario del compositor y de su obra.

A propósito de esta oferta musical, una vez más se habla del elitismo en el panorama musical español, de la mano de las muy contadas  presencias de estos grandes intérpretes de la música clásica. Y es que solamente es posible para muchos amantes de la gran música las audiciones como la presente, ya que asistir a los conciertos que estos especiales comunicadores de este arte se presentan en nuestro país es poco menos que imposible, dado que los mismos tienen precios desorbitados – este es el caso de los que organiza la Fundación Excelentia – donde, además, es prácticamente imposible encontrar localidades ya que, misteriosamente desaparecen, en lo que debe ser una mezcla de acceso mediante amiguismo o rara reventa