“No pasarán. Madrid 1936“ en Madrid

El Ayuntamiento acaba de inaugurar una exposición en recuerdo de los madrileños que durante 16 días de noviembre de 1936 lucharon contra las tropas sublevadas, al mando del general Francisco Franco, contra el Gobierno republicano.            

Durante la Guerra Civil, Madrid fue a la vez frente y retaguardia. Con el ejército sublevado a las puertas de la ciudad, el Gobierno de la República abandonó la capital. La respuesta de los madrileños fue unánime. Hombres y mujeres de todas las edades se enfrentaron a los franquistas. A ellos se les unieron combatientes llegados de toda España y brigadistas internacionales. Juntos hicieron posible lo impensable. Tras 16 días de duros combates, el pueblo  ganó la batalla, consiguiendo la primera gran victoria contra el fascismo.                                   

El espectador podrá hacer un recorrido muy vivo de la gesta protagonizada por madrileños anónimos a través de numerosas fotografías, carteles, películas y manuscritos del general Franco, muchos de ellos inéditos o desconocidos.

Uno de estos documentos, firmado por el general Franco el 29 de octubre de 1936, señala: “Españoles: Se acabó el engaño. Las fuerzas nacionales están a las puertas de Madrid. Si conscientes de vuestra situación entregáis las armas y os sometéis sin resistencia, os prometo una justicia serena; y, si por el contrario, persistís en el error que empeña la lucha, no pueden calcularse las proporciones del castigo”.

El objetivo de esta exposición se enmarca dentro de la misión principal de una política pública de memoria, orientada a rescatar, destacar, conmemorar y transmitir los valores y esfuerzos democráticos que, en medio de graves episodios violentos, pugnaron por defender la dignidad, la igualdad, la libertad…

El Ayuntamiento considera que los recuerdos de estas luchas constituyen el patrimonio público que debe ser conservado: los esfuerzos, conflictos, luchas y memorias que han hecho posible el mantenimiento de nuestros valores democráticos obligan a garantizar la transmisión de este complejo patrimonio a las generaciones futuras.

La muestra está organizada por la Oficina de Derechos Humanos y Memoria y se encuentra instalada en la Sala de Bóvedas de la Casa de la Panadería, en la Plaza Mayor de Madrid.