La música sinfónica con Ibermúsica

  • Con la solvencia y la calidad de esta Institución

La temporada musical tiene en Madrid numerosas opciones. Pero una de las más destacadas es la que llega de la mano de Ibermúsica. Se acaba de demostrar  con un gran concierto, protagonizado por  la Tonhalle Orchester Zurich, que ha interpretado, con la soberbia dirección de Lionel Bringuier, obras de Beethoven, Grieg y Elgar. 

Desde la imponente arquitectura musical propia del compositor alemán con su Sinfonía nº 4, a la maravillosa sensibilidad y encanto patriótico de Peer Gynt, de Grieg, que ha hecho inolvidable este concierto, ejecutado por la orquesta suiza con una calidad difícilmente superable y que ha tenido en Las Variaciones Enigma, de Elgar, un conseguido final.

Y es que Ibermúsica está consiguiendo una programación envidiable en lo que va de año y aún marca un atractivo especial en próximas fechas. Así, en su Abono de Piano, ofrece el próximo 3 de mayo un gran concierto de un impresionante pianista como es Nikolay Lugansky, acompañado de la Real Filarmónica de Estocolmo, con la dirección de Sakari Oramo, interpretando obras de Staern, Prokofiev y Mahler. Pero no es menos interesante es el posterior concierto el día 6 de mayo, de la Gewandhausorchester Leipzig, con obras de Larcher, Mozart y Chaikovski, con especial atención a la obra del compositor ruso, con su famosa “Patética”, que en este concierto tiene un atractivo muy especial.

En suma, una oferta música de Ibermúsica de enorme calidad que hace que los amantes de la gran música tengan en sus conciertos un referente de calidad y variedad, lo que es muy de agradecer dentro de la programación que se lleva a cabo en el Auditorio Nacional de Madrid.