Ibermúsica cierra con broche de oro la actual temporada

  • Respondiendo una vez más a las necesidades de la cultura musical

Los primeros días de mayo van a contemplar en tres diferentes conciertos una demostración de primer grado, de lo que es una programación incomparable, para cerrar la actual Temporada de la mano de Ibermúsica, en el Auditorio Nacional en su sede de Madrid.

Así las cosas la Real Orquesta Sinfónica de Estocolmo, celebra su especial oferta musical de la mano del director, Sakari Oramo, con el solista al piano, Nikolai Lugansky, con tres obras muy especiales, como son: Concierto de piano nº 3 de Prokofiev, la Sinfonía nº 1 “Titán” de Mahler y una Obertura de Staern. Todo lo cual supone una oferta inigualable y que es seguro hará las delicias de los asistentes a tan especial concierto.

Cita musical muy especial supone la de los días 5 y 6 de mayo de la mano de Ibermúsica. En ambas ocasiones es la Orquesta Gewandhausorchester Leipziig quien interpretará dos programas de una calidad dificilmente superable y que son el mejor cierre que Ibermúsica podría poner al Programa que ahora finaliza. En ambos conciertos la dirección de los mismos está encomendada a Andris Nelsons y participan como solista a Yefin Bronfman.

El programa del día 5 de mayo tiene como oferta musical, el Concierto para piano º5 “Emperador” y la Sinfonía nº 4 de Brahms, lo que supone una cita musical de primer orden donde el piano dará adecuado recuerdo al gran  compositor alemán. En el programa del día 6 de mayo se interpretarán, además de una obra de encargo de Larcher, la Sinfonía nº 40 de Mozart  y a continuación, la Sinfonía nº 6 “Patética” de Chaikovski.

De esta formidable forma se termina la programación de Ibermúsica para la actual Temporada, y así se ha reconocido, que esta institución pone en el Auditorio Nacional, grandes obras musicales pare deleite de los aficionados a la gran música. Así debe ser reconocido y dado a conocer.