Quim Torra: Cinismo y más de lo mismo

Nada ha cambiado en el panorama político catalán una pizca de cinismo y de reproducción de  lo expuesto tiempo atrás en este mismo lugar, por el expresidente Puigdemont. Es decir el obediente Torra lee lo que le ha enviado el fugado de  la justicia y ahora residente en Berlín.

No puede haber diálogo con quien anuncia que sigue su camino como presidente de la Generalidad, hacia una República independiente- Por eso, que esta fuera de la ley, porque eso no lo contempla la legislación española, es imposible ninguna posibilidad de diálogo.

Los mensajes a S. M. el Rey y a M. Rajoy no son aceptables, porque no están dentro de la ley. Están fuera de la ley quienes anteriormente llevaron a cabo acciones ilegales. No se trata de que tuvieran una ideología diferente. No están en prisión o fugados, por pensar diferente, sino por utilizar la ilegalidad en su acción de gobierno.

Tampoco es aceptable – es inadmisible que un presidente de la Cámara catalana lo acepte – que se dirija el aspirante a la Generalidad a los diputados catalanes en inglés, pidiendo ayuda a no se sabe qué fuerzas  políticas extranjeras. porque el problema catalán, se debe resolver en España y no fuera de nuestras fronteras. Así, miente el aspirante Torra, cuando dice que la ONU apoya la independencia de Cataluña. Miente igualmente cuando trata de perseguidos a los que de forma cobarde se fugan al extranjero, tratando de internacionalizar el problema catalán. 

En suma, más de los mismo y total – quizás más – imposibilidad de llegar a diálogo con quien no parte del cumplimiento de la legalidad. Así, ni un presidente del Estado de España, ni del Gobierno español pueden aceptar el diálogo que obliga a todos los españoles. También a los catalanes. Después de estar dentro de la legalidad, todo tipo de diálogos. Pero mientras tanto, más 155 para que España siga siendo un Estado democrático. porque para eso está el cumplimiento de la Constitución