Fernando Benzo Sainz, Secretario de Estado de Cultura, privatiza el Teatro de la Zarzuela

Los representantes sindicales de UGT, Javier Figueroa y Angela Gallardo, que forman parte del personal laboral del Teatro de la Zarzuela y que conjuntamente vienen realizando acciones de todo tipo, enfrentándose al Real Decreto Ley por el que el Teatro de la Zarzuela pasa a depender de la Fundación a la que pertenece el Teatro Real, ofrecen en esta entrevista sus opiniones – que son las de los trabajadores del teatro absorbido – sobre la chapucera medida, que ha dado lugar a una situación de zozobra total entre, trabajadores, gestores, y responsables, involucrados en tan alucinante situación y que influye en el desarrollo y actualidad de la cultura española.

Como puede verse en esta entrevista, la privatización tiene como protagonistas, al Ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, y a su Secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo Saínz, que han regalado, a Gregorio Marañón Bertrán de Lis, presidente de la Fundación que controla el Teatro Real, el Teatro de la Zarzuela, siendo este personaje también presidente de la empresa privada Universal Music Group, una de las grandes ocho empresas que controlan en España el mundo de los espectáculos. Privatización de un bien público y regalo a empresa privada. 

¿Cómo se explica la situación creada por la aprobación del Real Decreto Ley que contempla la absorción del Teatro de la Zarzuela, por el Teatro Real ?

Después de casi dos meses des de que se aprobara esta medida, se confirma. que lo que ha ocurrido es una jugada política, entre el Ministro de Cultura y el Secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo Saínz, con unos intereses que nosotros vemos claros, a favor de la Fundación que  con trola el Teatro Real y que coincide con la finalización de los patrocinios que este teatro recibe como consecuencia de su centenario.Todo ello se hace al margen de los intereses de la Cultura, de la opinión de partidos políticos, de los trabajadores y del funcionamiento del Teatro de la Zarzuela, decisión que ha sido moneda de cambio utilizada por ambos personajes.

¿ Cómo se ha explicado la aparición de esta medida ?

La medida ya nace mal, debiéndose tener en cuenta que con esta decisión se privatiza el Teatro de la Zarzuela, aunque parezca que no es así, pero los hechos así lo demuestran. De esta forma el panorama es muy negro ya que, aunque en este momento la Temporada 2018-2019 ya está presentada y debe realizarse tal y como se ha decidido por el Teatro de la Zarzuela, en el futuro la gestión, la Programación y el funcionamiento económico de este teatro estará a las órdenes de la Fundación que en este momento controla el Teatro Real.

¿ Debe pensarse entonces que puede cambiarse la gestión del Teatro de la Zarzuela y seguirse miento como ahora se esta funcionando ?

El asunto es que, ha sido toda la operación tan improvisada, que no se sabe a qué necesidades responde, cómo se va a desarrollar y, sobre todo, para qué se lleva a cabo.

En nuestra opinión la operación responde a los intereses privados del Patronato que lleva la Fundación del Teatro Real.

Y es que aquí lo que no se dice, pero se sabe, es que el presidente del Patronato que controla el Teatro Real es a su vez propietario de la empresa del sector Universal  Music Group. De esta forma, y al final, los intereses de esta persona serán los que primen sobre los intereses de la Cultura y por ello de los ciudadanos que en su día, con sus impuestos, han hecho posible el funcionamiento del Teatro de la Zarzuela.

De igual manera queda claro que se llega a dos decisiones: la privatización y la unilateralidad de las decisiones de la gestión y funcionamiento de nuestro teatro, que pasa, de ser administrado y gestionado por parte de la Administración Pública, a la gestión por intereses privados.


Adelantándonos a posible situaciones, imaginemos que esta de cisión no funciona y se decide, por quien corresponda, volver a la situación anterior y que ahora acaba de terminar. ¿ Cómo podría hacerse ?

Es imposible imaginárselo ya que esta privatización se ha hecho como una auténtica chapuza, que haría muy difícil revertir la situación a la anterior fórmula  pública.

Para empezar es conveniente que se sepa, que ya el Partido Socialista, en el año 1996, con Carmen Albor, hizo una intentona de este tipo, pero, por presiones políticas y de otra índole, no se llegó a acuerdo alguno.

Desmontar en todo caso este tipo de decisiones es muy difícil ya que, cuando se llevan a cabo, se suele hacer para que la posibilidad de volver atrás no sea fácil y quienes lo intenten no puedan realizarlo fácilmente. Incluso que sea imposible volver a ser el teatro con administración pública.

¿ Qué problemas existirían para hacer imposible volver a la administración pública del teatro frente a la situación de privatización  que se ha creado ?

Como se ha dicho anteriormente, esta decisión ha sido una auténtica chapuza, quizás para impedir que posteriormente se pueda revertir.

Es tal la chapuza que hemos te nido acceso a la documentación derivada de esta decisión, y hemos comprobado que no se ha cuantificado el patrimonio del Teatro de la Zarzuela.

Así las cosas, en el Real Decreto Ley, se concede el Patrimonio, no se da sólo por la gestión, por lo que si no se ha hecho una cuantificación de lo que posee este teatro,  ¿ cómo es posible que se regale a la Fundación del Teatro Real, un bien del que no se ha hecho una valoración de su patrimonio? .

Estamos ante una auténtica  aberración, ya que el Teatro de la Zarzuela posee diferentes propiedades que no se señalan en la concesión y que deberían reseñarse, valorarse y tenerse en cuenta a la hora de dictar el Real Decreto Ley, cosa que no se ha hecho. Podríamos estar ante una operación ilegal que hace la Administración a favor de una empresa privada, que eso es la Fundación del Teatro Real.

Definitivamente, no se sabe lo que se traspasa  a esta Fundación, ya que no se ha cuantificado su valor y resulta sumamente extraño que así se ha ya hecho, ya que, re pito, podríamos estar ante una operación administrativa ilegal.

A todo esto se une que los precios de las entradas del Teatro de la Zarzuela oscilan entre 4 y 50 euros, y en esos precios es donde reside el funcionamiento  y la gestión del teatro, cosa que a partir de ahora puede fácilmente variar, aumentando los precios de forma muy elevada, ya que si se comparan ambas salas – Teatro de la Zarzuela y Teatro Real – los precios de este último son de 50 a 200 euros, entendiendo de esta forma que la gestión futura del Teatro de la Zarzuela, elevará los precios para igualarlos con los del Teatro Real.

Aquí se acabaría la función cultural y social del Teatro de la Zarzuela y se demostraría que la privatización ha producido un negocio redondo para quien recibe este teatro, que, repetimos, es una empresa privada que responde a lleva a cabo su negocio y no una oferta social.

Llegamos pues a los efectos de  la privatización del Teatro de la Zarzuela.¿ Cómo funciona esta  nueva situación? 

Pues todo esto ocurre tras tomar una decisión dos personas, tras disfrutar de una copa y fumándose un puro, sin tener en cuenta los intereses sociales de la Cultura y por ello de la existencia del Teatro de la Zarzuela Estas personas son el Ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo y el Secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo Saínz. Ya lo hemos dicho muchas veces, Gregorio Bertrán de Lis es el “fac totum” de esta situación, porque – que no se olvide esto – esta persona pertenece a uno de los ocho clanes que controlan la cultura en España. Es el propietario de Universal  Music Group y además es el presidente de la Fundación que controla el Teatro Real. En suma es propietario de una empresa privada y defiende intereses privados desde esta empresa, lo que podría ser una incompatibilidad clara y determinante, que nos extraña no haya sido tenido en cuenta por parte del Ministro de Cultura.

Se trata pues de una cacicada ante un proceso, que se podría haber llevado de una manera democrática, consultándose a los sectores que interviniesen – que no se nos olvide – en la cultura que lleva a cabo la Administración Pública de nuestro país y que se paga con nuestros impuestos.


El INAEM abona 25 millones de euros al Teatro de la Zarzuela cada año para hacer frente a su funcionamiento. ¿ Se abonará esta cantidad para el actual ejercicio y la programación 2108-2019 ?

Esta cantidad es fija cada año y por ello, dado que está ya aprobada la Programación 2018-2019, se supone que el nuevo gestor – el Patronato del Teatro Real – recibirá esa cantidad, procedente de los impuestos de los españoles.

Otra cosa será lo que haga en la política de precios el nuevo dueño de la Fundación del Teatro Real.

¿ Cual es la situación en que quedan ahora los trabajadores del Teatro de la Zarzuela ?

Los trabajadores pasan a depender del Teatro Real según su Fundación y esta entidad es quien paga a los trabajadores y lleva a cabo to do tipo de pagos relacionados con el funcionamiento del Teatro de la Zarzuela.

Solamente hay 6 funcionarios  que tienen tres meses para reintegrarse en la Administración General del Estado, o piden una excedencia por incompatibilidad y acceden a un contrato laboral en el Teatro Real.

El resto de los trabajadores son 148 y todos pasan a ser personal laboral, que con el Real Decreto queda en el limbo, dentro del convenio de los trabajadores de la Administración General del Estado, con lo que eso comporta.

Un problema especial es el de la situación en que queda el Coro de la Zarzuela, que debe mantenerse, y que tiene una situación difícil al convivir con el Coro del Teatro Real.

Lo que se pretende por parte de los trabajadores es que la Zarzuela esté encapsulada y no se mezcle con el Teatro Real, cosa que podría dar se ya que la privatización puede llevar a situaciones de este tipo, por intereses económicos que no podemos aceptar.

¿ Cuál es el camino que ahora siguen los trabajadores del Teatro de la Zarzuela ?

Pues pasada la lucha contra la posibilidad de la chapuza realizada ya descrita, los trabajadores del teatro lo que buscamos es conseguir los derechos conseguidos has ta la fecha.

Pero quien debe darnos estos derechos es, ni más ni menos, el creador de esta tropelía anticultural. Por ello muchos nos tememos que la lucha va a ser difícil.

Dentro del Patronato se ha aumentado el número de patronos de la Administración, por lo que, independientemente de ser una decisión política, la Administración sería mayoría, y, previsiblemente resolvería a favor de los trabajadores. Pero esto es decisión política y de esto no se puede fiar nadie en este país.

Lo lógico es que el INAEM, fuese el garante del funcionamiento del Teatro de la Zarzuela, pero ocurre lo mismo, ¿cómo se puede luchar contra los intereses de un actividad que se ha privatizado ?.


¿Cómo es posible que se haya producido esta privatización cuando el Teatro de la Zarzuela ha respondido a las necesidades culturales que se pedían de su funcionamiento ?

La verdad es que para la mayoría de los observadores y participantes en el mundo cultural, el Teatro de la Zarzuela ha respondido a lo que de él se esperaba.

Es de destacar las acciones pedagógicas donde más de 14.000 niños se han acercado a la música participando en nuestro teatro en numerosas actividades.

Desde el INAEM se ha intentado dejar morir al Teatro de la Zarzuela por inanición, pero ello no se ha conseguido y ante la puesta en vigor de esa opinión, nosotros aseguramos que es una mentira, pero que es la excusa que se ha puesto en marcha para poner en manos del Secretario de Estado de Cultura y sus intereses privados nuestro teatro, lo que es una auténtica barbaridad y un ataque directo contra los intereses culturales de los españoles.

Ante esta situación, ¿se puede repetir en el futuro lo ocurrido para hacer posibles otras operaciones de privatización ?

Eso es lo que nosotros nos te memos.

Por ejemplo el Auditorio Nacional de Madrid, genera mucho dinero, con el alquiler de sus salas y eso es un negocio detrás del que están muchos hambrientos negocios privados. Si el INAEM, que es su dueño, entiende que todo vale, se podría llegar a privatizar la Orquesta Nacional el Coro y/o el Auditorio Nacional.

Puestos a sacar dinero, ¿por que no alquilar el Teatro de la Zarzuela para un festival de rock ? Debe tenerse en cuenta que a partir de hoy este teatro es la segunda sala de la Fundación del Teatro Real, y puede utilizarse para lo que su propietario quiera y así sacar rendimiento económico.

Debe valorarse que los intentos  de diálogo con el Secretario de Estado de Cultura han terminado siempre con malos modos y lo mismo con Gregorio Marañón Bertrán de Lis.