El Secretario de Estado contra la cultura

La corrupción llega al mundo de la cultura con un ejemplo implacable de entrega a un empresario privado de una propiedad pública.

El Secretario de Estado de Cultura, mediante un Real Decreto, acaba de regalar al empresario privado, Gregorio Marañón Bertrán de Lis – II Marques de Marañón – el Teatro de la Zarzuela.

El Real Decreto no contempla  numerosas condiciones legales, además de haber sido realizado sin consulta alguna a trabajadores, director y restantes gestores del centenario teatro.

Llega la tropelía a tal nivel, que el Real Decreto no contempla los activos del teatro ni se ha hecho la adecuada valoración de su Patrimonio.

En la entrevista que ofrecemos en la correspondiente sección de esta publicación los representantes del sindicato UGT del Teatro de la Zarzuela en representación de los trabajadores del teatro, ofrece en numerosos datos para comprobar la gran chapuza y el terrible daño que se hace con esta operación de regalo a un empresario privado del centenario teatro, cuna del Género Chico.

En tan solo dos meses se ha llevado a cabo esta barbaridad en una demostración de rapiña, que solamente ha sido  conocida por el mundo de la cultura, gracias a las huelgas que han llevado a cabo los representantes sindicales del Teatro de la Zarzuela, que han supuesto la cancelación de diferentes representaciones de zarzuela.

En este momento, desde el director del teatro – Daniel Bianco que manifiesta no saber nada de la operación de privatización – hasta los diferentes responsables del Teatro de la Zarzuela, llegando a los trabajadores, nadie conoce en detalle lo que va a ser del futuro de este teatro, templo de la zarzuela en España.

Resulta sumamente extraño que, ni el Ministro del Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, ni el Secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo Saínz, aclaren las condiciones y las razones de esta chapuza gubernativa, que supone que, el empresario Gregorio Marañon Bertrán de Lis, presidente del Consejo de Administración de la empresa cultural, Universal Music Group – una de los ocho grandes  negocios que controlan los espectáculos en nuestro país -siendo presidente del Patronato del Teatro Real,  reciba de forma gratuita el Teatro de la Zarzuela, sin aclaración alguna sobre las condiciones del obsequio. Así las cosas, y ya en marcha la programación de la Temporada del Teatro de la Zarzuela 2019-2019, solamente falta saber las consecuencias de esta tropelía que pasa por la privatización de un teatro público a favor de un empresario privado, que puede hacer todo tipo de programaciones – como mejor le vaya a sus negocios –  y acabar así, con la cultura derivada de un Genero Chico, que parece no importa a los gestores públicos.