Se deroga el regalo del Teatro de la Zarzuela

Aunque por algún tiempo seguiremos informando en estas páginas sobre el intento de regalo del Teatro de la Zarzuela, al presidente del Patronato del Teatro Real, vaya un anticipo donde valoramos el proceder de algunos protagonistas de esta gran chapuza, que podría haber supuesto el Decreto Ley del Ministro del Cultura del PP, Iñigo Méndez de Vigo, que afortunadamente ha sido derogado por el nuevo ministro de Cultura, José Guirao.

Como quizás recuerden nuestros lectores, en el número pasado publicamos una entrevista con responsables de sindicatos que dieron sus razones de índole laboral y de funcionamiento del Teatro de la Zarzuela.

Pese a que hemos solicitado su opinión tras producirse la citada derogación del Decreto Ley del Monistro Íñigo Méndez de Vigo, nadie se ha dignado responder de este requerimiento, algo normal en los sindicatos españoles que no solamente tienen extraña organización sino que cuando no les interesa hablar niegan se les pregunte. Hablando de extraños silencios, esta publicación solicitó en varias ocasiones, cuando la amenaza de privatización y posterior regalo al ya citado marqués, vía Patronato del Teatro Real, estaba aprobado por Decreto Ley, la opinión del director del Teatro de la Zarzuela, Daniel Bianco, respondiéndonos siempre con el silencio.

Hace pocas fechas, el que parece “diario de cabecera” del director del Teatro de la Zarzuela, ABC, publica una entrevista – anteriormente cuando se anunciaba esta impresentable chapuza ya ofreció otra – donde opina, entre otras cosas, que “la Zarzuela debe convertirse en una fundación pública”.

Durante varias ruedas de prensa celebradas en el Teatro de la Zarzuela, Daniel Bianco, se mostró siempre esquivo a responder a preguntas sobre este asunto. Ahora parece que quiere hablar – quizás antes guardaba un silencio políticamente correcto –  y llega a decir en la citada entrevista que “Con las cosas bien hechas, podrían unirse  o tener una relación”, refiriéndose a ambos teatros.

Es sospechosa esta aseveración, porque parece que deja abierta la posibilidad de entendimiento con quien ha tratado de conseguir se le regalase el templo de la zarzuela con chapuceras medidas-

Termina diciendo sobre todo este asunto que “el proyecto no se ha enterrado completamente”, algo muy sospechoso en todo caso. Se siente ofendido el director del Teatro de la Zarzuela, porque “no se me consultara el proyecto, ni tan siquiera de me comunicara”.

En la anterior entrevista en pleno anunció de este dislate, Daniel Bianco se atrevió a decir, sobre la fusión de ambos teatros que anunciaba el regalo,”Es interesante, pero aún hay muchas cosas por decidir”. Llegando a decir en el curso de la entrevista, “Puede ser un proyecto ambicioso”.

Como puede verse se presentan oscuras aseveraciones, que no dejan claro el posicionamiento a favor o en contra de tan nefasta posibilidad.

Y es que, la políticamente correcto no es exclusivo de los políticos, y se utiliza por otros protagonistas de este  tristemente famoso decreto ley,  que ha supuesto la peligrosa posibilidad de que el Teatro de la Zarzuela pudiese tener sus días contados como templo del genero chico. Habrá que estar atentos a lo que el tiempo nos depare.