Dos genios de la música: de Teresa Berganza a Paco de Lucía

El Teatro de la Zarzuela en Madrid, se ha convertido en una sola fecha en el templo de la música, de la mano de dos figuras incomparables _ una viva, Teresa Berganza y otra fallecida, Paco de Lucia. La primera mostrando su simpatía y su experiencia musical, tras ofrecer clases de canto a jóvenes alumnos El segundo, en un merecido recuerdo de la mano de quienes trabajaron con él formando una banda difícil de superar.

Clase magistral de Teresa Berganza

En la mañana, en una conferencia de prensa sumamente  cercana y de maraca comunicación, Teresa Berganza  llegó a decir que, ella fue una emigrante de lujo en Suiza, donde se formó y posteriormente  partió para su primer concierto en la localidad francesa de Aix-en-Provence, en el año 1957, donde la jovencísima debutó iniciando así una sacrificada  carrera  como cantante lírica, que así puntualizó era. En aquel momento fue anunciada por la prensa gala como…“Ha nacido la mezzosoprano del siglo”. Después el trabajo constante, el estudio y una vida entregada al canto, hicieron de Teresa Berganza, una de las figuras más impresionantes de este arte-

Aseguró la cantante que se tuvo que ir, porque, “En España no le daban nada” y de esta forma recorrió el mundo defendiendo el repertorio musical español, partiendo de su profesión de Música, porque eso dice que es esta portentosa figura, una Música, ante que nada, que se apoya en esta profesión para interpretar, en torno a 80 zarzuelas y siempre defendiendo lo auténtico de estas obras.

Pero Teresa Berganza es mucho más que una mezzosoprano incomparable, y así lo demostró cuando recordaba su primer encuentro con la inolvidable Callas, mostrando su respeto tratándola de usted, y quedándose asombrada cuando la diva italiana le cambio el “usted por el te”. Nuestra gran figura del canto y pese a su altura en el arte del canto, se mostró igualmente cercana y atenta en esta rueda de prensa, donde se dijo por parte del director del Teatro de la Zarzuela, Daniel Bianco, que las clases magistrales de canto que ha dado a los alumnos, se han hecho sin cobrar un solo euro. Así es Teresa Berganza. 

La otra cita del arte de la música se ha dado en la tarde del mismo día ya comentado, con la presencia en el escenario del Teatro de la Zarzuela, de los profesionales que acompañaron años atrás al gran Paco de Lucia, y su espíritu flotó en este teatro de manera especial. Así mostraron enorme arte, Antonio Sánchez y José de Tomate a la guitarra, Antonio Fernández en el baile, Israel Suárez en el cajón flamenco, David de Jacoba al cante y Antonio Serrano a la armónica.

Este último mostró su arte de forma especial haciendo de su armónica, no tan pequeño instrumento, sino un auténtico saxo alto, que asombró en sus intervenciones, marcando la melodía o completando el trabajo de la guitarra, magistralmente llevada por los dos  guitarristas citados. Completó el baile suntuoso de Antonio Fernández, que además canta y muestra su arte en la guitarra, lo que junto al arte del cajista de flamenco, mostró y un espectáculo difícilmente superable.

Acabó en concierto que puso en pie a los espectadores, con la interpretación de  “Entre dos aguas”, lo que hizo enloquecer a los espectadores y rememorar el recuerdo de Paco de Lucia.