La grave lacra de la «Okupación» en España

Ha llegado la hora de legislar sobre este grave problema

José Antonio Sierra, corresponsal de esta publicación en la Costa del Sol, nos muestra su opinión sobre la «Okupación», que es un problema diario en toda la geografía española y que tiene como víctimas a muchos propietarios, que – debido a la legislación actual – poco o nada pueden hacer, frente a este atentado a la propiedad, que deben padecer y que muestra una falta de legislación adecuada para salvaguardar los derechos de los españoles.

«Okupación» en España

«Desde hace años y en los últimos años miles  de españoles se vieron y han visto  forzados a emigrar por falta de trabajo en España. Si quedan ofertas de empleo en el exterior, la emigración española a otros países continuará todavía más debido a la actual situación económica de España a consecuencia de la COVID-19. 

Con grandes esfuerzos y trabajo miles de emigrantes ahorraron para comprarse una vivienda en España a fin de poder pasar sus vacaciones y, al jubilarse, ocuparla  al  volver a España.

Actualmente, muchos de ellos están considerando vender sus viviendas ante el temor de que   sean okupadas y no puedan pasar sus vacaciones en ellas o que,  al volver tras su jubilación, no puedan entrar  por estar okupadas.

Todos los partidos políticos deberían acabar con la presente situación aprobando la legislación que corresponda para ayudar a las personas necesitadas de viviendas y terminar con la okupación ilegal de segundas residencias de emigrantes españoles y de otras personas,  por estar contribuyendo :

1º , A un mayor  deterioro de la imagen internacional de España debido a la COVID-19

2º.  Dañar el turismo residencial optando por otros paises con la pérdida de puestos de trabajo, 

3º.- Perjudicar al sector inmobiliario al disminuir la venta de viviendas en España y en consecuencia aumento del desempleo.

4º.- A la inseguridad ciudadana, tensiones y conflicitividad civil en calles y barrios de muchos pueblos y ciudades,

5º,-  Penalizando a los españoles que forzados por el paro tuvieron y que tendrán que emigrar.

6º.-  Creando ansiedad y permanente preocupación  a los miles de mayores que viven solos y temen que si  salen no pueden entrar en su vivienda por haber sido okupada.

7.-  Proyectando internacionalmente una imagen de España en la que no se

      respeta la propiedad privada para las inversiones de capital privado en España, tan negativo para incentivarlo, siempre que se desee incentivarlas.

8.-  Potenciando la creación de iniciativas autónomas  no productivas al margen de los tribunales de justicia para la recuperación de las viviendas  okupadas..

 9.- A una mala imagen y menor estudio del idioma  español y nlos otros diomas de España por el turismo residencial en España e institutos Cervantes como resultado de las noticas en la prensa internacional sobre la okupacion  de viviendas de residentes británicos, alemanes y de otros países así  como de los perjuicios a sus propietarios.

10:- Al sufrimiento y, en algunos caso, la destrucción de mobiliario, recuerdos y objetos familiares de los propietarios de las viviendas okupadas por los 

okupas, con gran valor sentimental por tratarse de objetos personales de familiares fallecidos.

11.-  COMITÉS, JUNTAS  O SERVICIO DE AYUDA, COOPERACIÓN O VIGILANCIA CIUDADANA  / NEIGHBOURHOOD-WATCH

Con el fin de informar y prestar  una primera ayuda e información a todas las víctimas de okupación ilegal de sus viviendas, robos, actos vandálicos así como de violencia de género, SI PROCEDE, los ayuntamientos, asociaciones de vecinos, de mayores y mujeres podrían promover la creación de juntas, comités o servicios de primera ayuda en todos las calles, barrios, pueblos y ciudades de Esoaña para informar y prestar  ayuda a todas las víctimas que ::

a) Han sufrido la ocupación ilegal de sus viviendas.

b) Robos en sus domicilios particulares o en la vía pública.

c) Vivan sola por enfermedad o mayores de edad.

d) De la COVID-19.

d) De violencia de género.

Se trataría de un Servicio de información y  ayuda ciudadana con personal voluntario en cooperación con asociaciones de vecinos, de la calle, barrio o ciudad para las personas necesitadas de una primera ayuda e información acerca del protocolo de actuación  así como decidir cualquier acto público de carácter informativo. A dicho fin, podría promover la organización de charlas informativas en las asociaciones y centros de mayores.

El servicio podría tener un portavoz para estar en comunicación permanente con todos los medios de comunicación (prensa, radio y televisión) asi como colaborar con la autoridad que corresponda e informar, siempre con la cooperación y autorización  de las víctimas de la violencia, de actos que se deseasen fueran informados  los medios de comunicación. 

Podría ser un servicio vecinal para  una primera ayuda a las víctimas de la violencia que no siempre tienen los conocimientos y saben como actuar.

La okupación de segundas residencias de extranjeros en España está perjudicando gravemente  la continuidad del turismo residencial.»

Por Jose Antonio Sierra.