España alcanza el peor momento de la guerra contra el virus

El sector turístico amenazado por el Covi-19 colabora con la sociedad 

España se encuentra en las últimas semanas amenazada por el virus Covid-19 y de ello no es ajeno el sector turístico que sufre pérdidas inmensas, siendo como es el 12% del PIB. Ello supone que las pérdidas afectan a la riqueza del país, lo que hace aún más seria la situación actual, las medidas tomadas y lo que el futuro hace sospechar que puede ocurrir. Pese a todo el sector turístico se ha puesto a las órdenes del Gobierno del país, ayudando a que en la terrible situación que amenaza a toda la sociedad, sea posible frenar sus efectos, aunque el sector turístico sea uno de los más amenazados por loe efectos de la pandemia.

No solamente es la Sanidad la que sufre – y por ello la salud de los españoles – con esta amenaza que desde China ha llegado a España, es que paralelamente a la incidencia en nuestro país, se cierne a otros muchos países – ya son más de 150 los que lo sufren en mayor o menor incidencia – por lo que la situación  tiene mayor gravedad y extensión, incidiendo en nuestro turismo al cortarse la llegada de turistas a España y frenando totalmente el funcionamiento de este sector vital para España.

En el momento de escribir esta información rondamos los 18.000 afectados de forma positiva, 1.100 de ellos localizados en la UCI. Ya estamos cerca de los 800 muertos de los cuales se dan tres casos de menores de 65 años, lo que indica que el virus puede atacar a todo tipo de personas, aunque se centra en los mayores de 65 años, que suponen el 85% del total. Todo ello da idea de que la Pandemia es algo terrible y por ello debe  estar todo el mundo muy atento a evitar contagiarse.

Hotel El Palmeral en un Benidorm vacio

La economía seriamente amenazada

Han cerrado los teatros, los cines, las salas de concierto, los museos, los archivos, las librerías… Es una situación “trágica y dramática”. “Un caos”, dicen otros. Este es el balance que más repiten los agentes de la industria cultural ante la parálisis de consumo que se avecina por la crisis sanitaria de la Covid-19. Calculan, de momento, un mes de cierre de la actividad creativa y comercial y “esto supondrá unas pérdidas de casi 3.000 millones de euros”, indican desde la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual (Adepi). La Liga de fútbol ha evaluado la cantidad que perderá por paralizar el juego en 600 millones de euros.

La cultura aportó al PIB en 2019 una suma cercana a los 40.000 millones de euros, un 3,2% del total. Por eso el sector reclama al Gobierno de Pedro Sánchez ayudas y que sea tratado como uno de los más afectados e incorpore una línea de financiación que evite la pérdida de puestos de trabajo. En 2019, 710.200 personas fueron empleadas por la industria cultural, lo que representa un 3,6% del empleo total del país. Este dato reflejó un incremento sustancial del 2,9% y marcó un récord en generación de puestos de trabajo. 

En lo que se refiere al Turismo se habla de que las pérdidas por esta pandemia, al paralizarse el Turismo, podrían llegar a alcanzar los 30.000 millones de euros en los tres próximos meses, antes de empezar las vacaciones de verano.     Por otra parte se recomienda a los ciudadanos que no salgan de viaje, todo lo cual aumenta la caída en este apartado económico.

Desde esta publicación se cubren de forma amplia las actividades culturales  que dependen  del mundo del ocio y los espectáculos. Se cuentan por decenas de miles de millones, las pérdidas producidas por las anulaciones de estas celebraciones, todo ello unido a las especiales normas que se contemplan en el Estado de Alarma que  padece el país.                                                                                                                       

Solidaridad de todo el país

Afortunadamente y reconociendo el civismo y la educación de  los españoles, la solidaridad se ha instalado en el país y se han conocido y aceptado las medidas que el Gobierno del país ha puesto en marcha con el Decreto que marca esta situación tan especial y que incide en todos los pobladores del país. 

 Especialmente debe agradecerse el trabajo del  personal  que trabaja en la Sanidad, y que no siempre dispone de los medios adecuados para desarrollar su trabajo a la vista de la gravedad de la situación que nunca había padecido – al menos desde el año 1918 – y que supone ni más ni menos que el  mantenimiento de la vida de los españoles. Ello se reconoce cada tarde a las 20 horas, con aplausos y felicitaciones, desde las ventanas de las casas de los españoles. 

Otros ejemplos de solidaridad son los protagonizados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que ayudan en todo tipo de servicios y  acciones de personas que necesitan  su colaboración y lo facilitan sin problema alguno, además de estar realizando labores de seguridad, limpieza, traslados de todo tipo de fórmulas, que hacen posible que la coordinación marque su actuación llegando a protagonizar todo tipo de posibilidades y resoluciones marcadas por lo que el Real Decreto de Alarma marca y que sin su ayuda sería difícil de llevar a cabo, algo que es básico para vencer a las amenazas que supone la existencia del virus. 

Debe tenerse también en cuenta, la presencia en las pantallas de TV del Jefe del Estado, el monarca Felipe VI, que marcó su pauta de participación en la solidaridad con los españoles, algo que hacen todos los máximos responsables de la gobernanza del país, como también se espera de todos los políticos y responsables de que el país salga de esta dura situación. Cumplió el Jefe del Estado con su obligación y así se debe reconocer.      

Originales protagonistas  de la solidaridad

Muchos han sido los casos del protagonismo   en la solidaridad que deben reconocerse y dar a conocer para comprobar que en este país se pone de manifiesto lo que es pensar en los demás.   Así, se puede valorar la ayuda que Amancio Ortega – dueño de  Indiset-Zara – ha ofrecido  para resolver necesidades de Sanidad. Siendo uno de los hombres más ricos del mundo, es capaz de patrocinar la resolución de necesidades, habiéndolo hecho otras veces y de esta forma demuestra una vez más su sensibilidad por estos problemas. 

No menos  es de destacar dos familias propietarias de cadenas de hoteles – la familia Calero propietaria de los Hoteles Vincci  y la de dueña de los Hoteles Ayre, Abel Matutes  en Ibiza, Centralizada – que han puesto a disposición del sistema sanitario, alrededor de 1.000 habitaciones, para quienes estando enfermos con el virus, pueden estar vigilados por 4.000 médicos que sin tener el MIR, pueden atender a los enfermos  de este tipo.  Parece que otros hoteles seguirán esta fórmula  y cederán sus instalaciones para acoger a los enfermos positivos. 

Original protagonismo tiene en este panorama  la  figura y el trabajo de Valentina,  limpiadora de la Cámara Baja, aplaudida en el Congreso de los Diputados por los asistentes, al limpiar el estrado y los micrófonos, para que la  sesión no tuviese riesgos al tomar la palabra los participantes en el Debate ocurrido días atrás. 

También es ejemplo de solidaridad en alcalde la localidad pontevedresa de Pontecalelas que diariamente recoge los encargos de sus vecinos y se los entrega personalmente, sobre todo por ser muchos de ellos de avanzada edad. 

Las aparadoras de Elda y Petrer – trabajadores que cosen en la industria  de la zapatería –  están confeccionando de forma especial, prendas para los trabajadores de la Sanidad   

Economía de guerra sanitaria

Aeropuertos sin viajeros

La situación de este país  aunque pueda parecer exagerada es de guarra sanitaria, que supone que el país esté volcado en resolver los problemas sanitarios, como consecuencia de la invasión del virus a nuestro país. Para ello han sido necesario utilizar muchos medios, a fin de dar alojamiento a los  que no tienen casas ni comida. Todo ello se facilita a los dannificados y así, se han instalado miles de camas y se facilita comida  en numerosos espacios como IFEMA en Madrid, asuntos que han sido posible, gracias a su realización por parte de militares y fuerzas de seguridad de los cuerpos del Estado.

Se han puesto en marcha dentro de los contenidos del Real Decreto de Alerta aprobado por el Gobierno de la nación, decretos para evitar los desahucios y problemas derivados de los pisos sociales, y de los alquileres, así como del aprovisionamiento de los que no tienen techo ni medios de vida, evitando que vivan en la calle, para lo que se han llegado a disponer de cerca de 20.000 camas en todo el territorio español. Los autónomos también tienen condiciones especiales que ayudan a su tratamiento  y trabajo.

Finalmente, atenciones especiales se ponen en marcha  con los medios necesarios para atender los Centros de Mayores, que han supuesto problemas especiales  al no disponer siempre de los medios necesarios para atender a estos enfermos que son especialmente amenazados por el virus procedente de otros países y que ha supuesto que nos encontremos en un momento crítico en esta batalla que nuestro país tiene contra el Covi-19