Música para llegar a la primavera

Con variadas ofertas y grandes intérpretes

Ibermúsica ofrece grandes ofertas musicales

El comienzo del año y camino de la primavera se presenta como una gran. ocasión para disfrutar de interesantes programas, donde el Auditorio Nacional será punto de cita para los amantes de la buena música.

De esta forma, Ibermúsica ofrece dos interesantes  conciertos para el mes de febrero, los días 22 y 23 de este mes, donde destacan obras de enorme interés.

El evocador Concierto para flauta y orquesta de Jacques Ibert abrirá el concierto del día 22, con el protagonismo de Emmanuel Pahud, solista de prestigio internacional y primer flauta de la Orquesta Filarmónica de Berlín desde el año 1993. Le arroparán los músicos de la Orchestre de la Suisse Romande con Jonathan Nott a la batuta, que cerrarán el programa con una oda a la muerte, la vida y el amor en cinco apasionantes movimientos: la legendaria Sinfonía núm. 5 de Gustav Mahler.

Ibermúsica presenta a Yo-Yo Ma en recital con un extraordinario programa, en el que el célebre violonchelista interpretará las monumentales Seis Suites de Bach para violonchelo sólo, uno de los pilares del repertorio para este instrumento. Se trata pues de una ocasión única de admirar el arte del violonchelista, cosa que ocurrirá el día 23 del presente mes de febrero.

las suites de Bach, han acompañado al violonchelista durante sus sesenta años en los escenarios de todo el mundo, y han sido un motor indispensable en su desarrollo musical. 

En 2018, Yo-Yo Ma comenzó una nueva aventura de la mano de esta integral, a la que denominó The Bach Project y a través de la cual llevó la música de Bach a más de 36 ciudades y salas icónicas de todo el mundo, demostrando una vez más la importancia de la cultura como nexo de unión para conectar con la sociedad y es que cada uno de sus conciertos, son un ejemplo del poder de la música para crear momentos de comprensión compartida, así como una invitación a una conversación más amplia sobre la cultural, la sociedad y los temas que unen a los amantes de la gran música.

El concierto, para violonchelo en la menor, op 129, será el protagonista del concierto del día 16 de marzo, junto  la obra de Dvořák, Sinfonía núm.7. Todo ello llega al Auditorio Nacional, con la dirección de Marin Alsop, que fue nombrada directora principal de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Viena en la temporada 2019/2020, coincidiendo su nombramientoo con el 50 aniversario de la orquesta (y el de Ibermúsica). Sin duda, la voz inspiradora y poderosa de esta gran directora, es reconocida en la escena musical internacional y lleva por todo el mundo su creencia de que «la música tiene el poder de cambiar vidas».

Cabe recordar que María Alsop es la única directora que recibió la beca MacArthur Fellowship y, que en septiembre de 2013, hizo historia como la primera directora femenina de Last Night of the Proms de la BBC. Además, en 1989, fue galardonada en el Concurso Internacional de Dirección Leopold Stokowski y ese mismo año, fue la primera mujer en recibir el Premio de Dirección Koussevitzky del Tanglewood Music Center, donde fue alumna de Leonard Bernstein. En este concierto, también se presenta en Ibermúsica el violonchelista Kian Soltani, uno de los más destacados de su generación, que ha grabado recientemente el Concierto para violonchelo de Dvorak con Daniel Barenboim y que ha sido descrito por Gramophone como «pura perfección». Soltani, ya ha debutado con las principales orquestas de todo el mundo y sus interpretaciones se caracterizan por la profundidad de expresión y dominio técnico, junto con una presencia carismática en el escenario y la capacidad de crear un sentimiento emocional inmediato en conexión con su audiencia.

ORCAM:  de Mozart  a Bernstein

El Concierto presentado por ORCAM que acaba de presentarse  contiene varias obras de indudable valor orquestal y de solistas de interesante presentación. En una primera parte, Schubert presentó su incomparable, «Obertura del Arpa Mágica» Rosamunda, que siempre estuvo rodeada de misterio y confusión. 

En esta ocasión, pudo deleitarse a los asistentes, de la mano de dos solistas de gran calidad – André Cebrián, al arpa y Nicolás Tulliez, al arpa -con la dirección de Guillermo García Calvo, consiguiendo una excelente interpretación que inevitablemente, hizo posible, que los «bravo», se escuchasen en el Auditorio Nacional, al finalizar su interpretación. Esto ocurrió, con el Concierto para flauta, arpa y orquesta, en do mayor. Sus tres movimientos llegaron muy bien a los espectadores, que demostraron su contento tras la ejecución de este concierto, donde se demostró que Mozart también sentía, una gran valoración por estos dos instrumentos, que utilizó para conseguir una gran pieza musical.

No menos interesante y de excelente  resultado fué la otra pieza de este concierto, como es la Sinfonía nº 6″ Dollar», de K. Atterberg. La “Sinfonía N° 6 en do mayor”  Op.31 fue compuesta entre los años 1927 y 1928. La Columbia Gramophone Company de New York, con ocasión del centenario de la muerte de Schubert en 1928, participa en la organización de un concurso que inicialmente contemplaba dos posibilidades. Terminar la Inacabada de Schubert D 759 o la realización de una obra original en dos movimientos. Esta iniciativa creó una situación de enfado general, criticando la acción como un acto de vandalismo cultural. Por ello se modificaron las reglas del concurso, pidiendo obras sinfónicas impregnadas de un espíritu moderno, pero que tuvieran la fuerza de las melodías como ocurre en las propias sinfonías de Schubert.

Atterberg con su sinfonía ganó el primer premio del concurso. La obra se estrenó en Colonia el 15 de octubre de 1928 dirigida por Hermann Abendroth. Luego se presentó en Viena junto con la Tercera Sinfonía de Franz Schmidt, que había obtenido el segundo premio.

El primer movimiento, moderato, più vivo, presenta su tema principal de naturaleza melódica interpretado por la trompa, seguido pronto por la exposición del segundo grupo temático por la cuerda. Estos temas se combinan durante la sección de desarrollo mediante ambiciosas armonías, demostrando que su autor continuaba siendo fiel a su estilo particular, sin doblegarse a las exigencias del concurso. El segundo tema es presentado con toda su amplitud melódica por los violoncelos durante la recapitulación. Una conclusiva coda cierra el movimiento.

El segundo movimiento, adagio, empieza con una larga introducción sobre la cual el clarinete presenta un tema amplio, una melodía inspirada en el folclore sueco. Luego el tema es tomado en forma expansiva por la cuerda. En la parte central la madera presenta un nuevo motivo sereno de carácter pastoral. En la recapitulación el tema principal es llevado hasta su climax por la orquesta. Una tranquila coda termina el movimiento.

El último movimiento, vivace, está escrito en forma de rondó. El tema principal es rítmico, de naturaleza ligera y algo mordaz. Emplea el contrapunto de un modo satírico. El segundo tema es una cita de un motivo de Schubert. En el fondo este movimiento es una especie de reacción al estilo conservador pedido por los organizadores del concurso. Su propio autor lo reconoce como tal. Así lo confirman las distintas expresiones que constituyen una parodia de la música seria, convertida en una danza popular.

Esta sinfonía se la conoció mas tarde con el nombre de “Dollar Sinfonie” por su relación con los Estados Unidos y las ganancias obtenidas por su autor. Pero la reacción de la crítica se encontraba dividida, mostrando parte de ella estar disconforme con los planteamientos de su autor. Por dicha causa renunció temporalmente a la escritura de obras de esta forma sinfónica.  Después de la composición de la sexta se encuentra un largo periodo de tiempo sin escribir ninguna otra sinfonía.

En resumen un gran concierto de la mano de la producción de ORCAM, que tiene previsto una nueva edición musical, el día 21 del presente mes con:

Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid
Carlos Mena CONTRATENOR
Mireia Barrera MAESTRA DE CORO
Marzena Diakun DIRECTORA


S-E. Bäck
De Juan 3: “Porque tanto amó Dios al mundo”

G. Berg
Tres himnos latinos

L. Berio
E si fussi pisci (canción de amor siciliana)

L. Bernstein
Salmos de Chichester

J. Brahms
Sinfonía nº4 Op.98

La ORCAM ha celebrado un concierto el día 21 de febrero, que se anunciaba como de Bird a Brahms y que ha tenido como protagonista, la 4º Sinfonía de Brahms, que ha sido todo un éxito de ejecución-

Esta cita fue iniciada por muestras de oratoria religiosa que fue desde Byrd hasta Bernstein, que interpretó de manera cuidada y muy profesional, el Coro de esta formación, de la mano de su directora, Mirela Barrera.

En todo caso, fue la Sinfonia nº 4 de Brahms, la que protagonizó el concierto y que obtuvo un clamoroso éxito entre los asistentes, que en buen número acudió al  Auditorio Nacional, demostrando que con buenas citas, los conciertos tienen éxito asegurado.

En el desarrollo de este concierto, destacó en su movimiento 3º, donde destaca su allegro giocoso, que interpretó la formación musical con gran acierto, consiguiendo mostrar el juego musical y la autoridad divertida y animada que el autor marcó en este momento, que fue la tónica del concierto, ya que Brahms hizo de esta sinfonía, un ejemplo de autoridad e ímpetu musical.

Lució de manera especial en esta cita la voz y la profesionalidad, del contratenor, Carlos Mena, perfectamente conjugado con le ejecución de la ORCAM, que demostró una vez más su calidad artística.

Excelentia del cine a la gran música.

Verdi & Orfeón Donostiarra y la  ORQUESTA CLÁSICA SANTA CECILIA, protagonizarán el día 17 de marzo la oferta de Excelentia, con la  direción de Fuad Ibrahimov, en la interpretación de Mozart, con su Misa Solemnis. Posteriormente, será  Beethoven con su  Sinfonía núm 9 “coral”, el jueves día 31 de marzo.

Antes en dos programas diferentes, Excelentia hará las delicias de los amantes de la música para cine, que tendrán lugar los días,  12 y 25 del mes de febrero.

El primero de los dos conciertos tiene como programa las siguientes obras, interpretadas por la Delica Chamber Orchestra
 
J. Lunn – Downton Abbey
N. Rota – El padrino
J. Williams – Across the stars
J. Barry – Memorias de Africa
J. Horner – Leyendas de pasión
N. Piovani – La vida es bella
E. Morricone – Cinema Paradiso
E. Morricone – Chi mai
J. Horner – Braveheart
E. Morricone – La Misión
N. Rota – Amarcord
J. Williams – E.T.
Y. Tiersen – Amelie
F. Lai – Love story
E. Morricone – La Misión
C. Gardel – Por una cabeza
E. Morricone – El bueno, el feo y el malo
E. Morricone – The Ecstasy of Gold

El Auditorio Nacional (Sala Sinfónica)  de la mano de Excelentia presenta un programa muy especial con Grandes Coros de Morricone & Zimmer & Williams, el día 25 del mes de febrero

Grandes intérpretes con la Fundación Scherzo

La Fundación Scherzo muestra en el Auditorio Nacional su nueva temporada, con un total de 14 conciertos repartidos entre los ciclos de Grandes Intérpretes y de Jóvenes Intérpretes.

Grigory Sokolov, uno de los pianistas más asiduos al ciclo —este es  su vigésimo cuarto concierto en el mencionado ciclo— actuará el 28 de febrero. A él seguirán Alexandre Kantorow (21 de marzo) y Josep Colom (5 de mayo). 

Siguiendo el compromiso con el intérprete joven que caracteriza a la Fundación Scherzo, y en lo que respecta al 20º Ciclo de Jóvenes Intérpretes, cuatro serán los conciertos que se podrán disfrutar en esta edición, protagonizados por Dmytro Choni (16 de febrero), Juan Barahona (29 de abril), Raúl Canosa (26 de mayo) y Claire Huangci (20 de septiembre).

Como novedad en esta temporada de Scherzo, la butaca joven de última hora se ampliará a cualquier menor de 30 años, pudiendo beneficiarse de las entradas por seis euros desde una hora antes del evento en las taquillas del auditorio.

En la programación de Scherzo, en fechas anteriores – concretamente el día 16 de febrero – Dimitrro Choni, excelente solista de piano, va a mostrar su arte, con diferentes obras, que demostrará su categoría musical.

De La Boheme al teatro musical.

En el mismo interés, por su calidad, en el Teatro Marquina  se presenta, desde el día 17 de febrero, lLa Bohème«, que es una de las grandes historias de amor de todos los tiempos que, más de un siglo después desde su estreno, sigue cautivando a generaciones de espectadores en todo el mundo. 

Ambientada en el París del siglo XIX, cuenta la historia de cuatro jóvenes bohemios que malviven en una buhardilla del barrio latino de la ciudad. El frío y la pobreza marcan los días del pintor Marcelo, el poeta Rodolfo, el músico Schnaunard y el filósofo Colline quienes, junto a la dulce e ingenua costurera Mimí y a la provocadora cantante Musetta, forman el pequeño universo en el que intentan desarrollar sus talentos. 

El amor, los celos, las ilusiones, la esperanza, la nostalgia y los sueños forman la argamasa de esta bellísima historia que, mediante inolvidables melodías, nos conduce en un clímax de tensión, hasta el estremecedor cuadro final

Narrada en cuatro actos, esta versión que ahora presentamos concentra la trama en dos horas de acción trepidante y belleza musical. Algunas de las voces líricas más aclamadas de nuestro país, con una dilatada carrera en los mejores teatros de ópera de todo el mundo, se han juntado para ofrecer al público esta propuesta de altísima calidad y acercar la ópera a nuevos públicos, al tiempo que satisfarán las expectativas de los más exigentes aficionados al bel canto. 

Con una escenografía sencilla, imaginativa e innovadora, y una ambientación más atractiva y contemporánea, esta producción impulsada por la gran soprano Ainhoa Arteta y concebida y dirigida por Emiliano Suárez, supone una oportunidad única de disfrutar de uno de los grandes espectáculos de la cultura de nuestro tiempo. 

De la gran calidad lírica, el panorama musical de Madrid, pasa al lado musical en otra valoración, pero siempre con calidad asegurada. Esto ocurre de la mano de Antonio Banderas, lo que ya supone un atractivo especial, con la obra presente en el Teatro Calderon «A Chorus Line».

Estamos en un teatro de Broadway a mediados de los años 70. El espectáculo empieza en medio de una audición para una nueva producción musical. El director, Zach, y su asistente, Larry, ponen a prueba a los candidatos. Diecisiete de ellos disputan la ronda eliminatoria: Mike, Bobby, Sheila, Bebe, Maggie, Kristine, Al, Mark, Connie, Diana, Don, Judy, Richie, Greg, Cassie, Val y Paul.

Pero aún queda lo más difícil: Zach busca un coro potente formado por cuatro chicos y cuatro chicas, y antes de tomar la decisión final quiere saber más sobre los candidatos. Así pues, les pide que se presenten y hablen sobre sí mismos. Con cierta reticencia, todos acabarán hablando sobre su pasado. A través de los números musicales iremos conociendo sus sueños y secretos mejor guardados, hasta llegar al número culminante, One, donde las personalidades individuales de los bailarines se fundirán en una identidad nueva y colectiva, la del Coro, constituyendo una compañía que no parece tener fin.

El espectáculo original de Broadway fue producido por el New York Shakespeare Festival, Joseph Papp, productor, en asociación con Plum productions, Inc.

De esta forma, el Teatro Calderón de Madrid, se presenta como una gran cita del teatro musical.

De los Talentos de la Partytura a Beethoven

La Partytura Consort, presenta una gran cita musical, el día 17 del presente mes de febrero, en el Auditorio Nacional, a partir de las 19,30 horas, teniendo a Ramón Torrelledó, como director y Carla Román Vázquez, como pianista solista.

La programación de este original concierto esta compuesta de:

Serenata nº 13 para cuerdas en sol mayor Eine kleine Nachtmusik
“Pequeña serenata nocturna” K. 525 de Wolfgang Amadeus Mozart
1    Allegro
2    Romance Andante
3    Menuetto Allegretto
4    Rondó Allegro



Tercer movimiento del concierto para piano y orquesta
“Jeunehomme”  “Hombre joven” nº 9 K. 271  de Wolfgang Amadeus Mozart
3    Rondó. Presto
Carla Román Vázquez, pianista solista

Sinfonía n.º 5 en do menor, op. 67 de Ludwig van Beethoven
1    Allegro con brio


Danza húngara nº 5 WoO 1 de Johannes Brahms

Obertura de la ópera Die Fliedermaus
“El murciélago” de Johann Strauss hijo


Vienés de adopción, Andrés Orozco-Estrada, pone en escena en el Auditorio Nacional, en próximas fechas una oferta musical de primer orde, en la dirección de la Orquesta Sinfónica de Viena, con la participación solista, de Vilde Frang, al violín.

En su tercera aparición en La Filarmónica, la Wiener Symphoniker se presenta con su nuevo titular, Andrés Orozco-Estrada, un director colombiano, muy querido en España, que está causando sensación en todo el mundo.

Viena adoptó a Beethoven entonces y su música se ha convertido en uno de los grandes símbolos de la capital de Austria. La Séptima Sinfonía y el Concierto para violín tocado por la esperada Vilde Frang nos auguran una noche mágica en La Filarmónica.