De la música de Santander al cine de San Sebastián

La Revista de Viajes y Turismo, en su edición online, tiene el privilegio de contar con la información facilitada por Leandro Mateo y Julia de la Peña, desde Santander y desde San Sebastián, con la música y el cine como protagonistas. 

Todo un lujo cultural que merece la máxima y mas cuidada información, para los amantes de ambas artes y para deleite informativo para quienes buscan una cuidada y atenta información, que llega de la mano de estos dos grandes profesionales del periodismo.

FIRMADO POR Leandro Mateo y Julia de la Peña

Santander apostando por el futuro de la cultura española.

Cuando el verano ha tocado a su fin en Cantabria, con  actividades a pleno rendimiento como, la UIMP con un desarrollo cultural y artístico de primera línea, con protagonismo de “La Barraca”, de Federico García Lorca, para conmemorar el 90 aniversario de la institución. El 20 Concurso Internacional de Piano, Paloma O´Shea, con ganador canadiense; el 71 Festival Internacional de Santander, con sus viajes a la historia de la región, con grandes actuaciones, también en los marcos históricos de la Región. Con actuaciones singulares que imprimen carácter internacional, así como estrenos destacados.

Sin olvidar el éxito alcanzado por el Sexto Festival Internacional de Cine de Santander 

Cantabria y Santander en unos meses se  plantea, por sus grandes edificios en marcha y otros en funcionamiento, liderar, el mundo expositivo internacional de Santander.

Santander, desde hace tres años se sentía orgulloso del edificio singular, promovido por, Emilio Botín de Los Ríos. Levantado  en la orilla santanderina de la Bahía, que lleva su nombre; diseñado por Renzo Piano. Al que destacados personalidades de la cultura, como, Carlos Saura, han proclamado su belleza arquitectónica.

Se denomina Centro Botín. En estos tres años se han celebrado muestras plásticas, pintura,  escultura y nuevas tendencias, de los más afamados artistas mundiales como por ejemplo, Picasso. Un centro amante de las  nuevas formulas y de los artistas consagrados mundialmente. Destacando igualmente, su auditorio, con vistas al mar, que según qué acto, se puede dejar abierto o bien cerrase según necesidades. Testigo de   excelentes conciertos y otras actividades culturales. Por cierto, que se ha convertido en uno de los más visitados de la ciudad, sobre todo por personas del extranjero. Mucho público, que también sube principalmente a la terraza de la última planta, para contemplar la hermosa bahía en todo su esplendor. También es cultura.

Pero si duda, esta escritura del futuro,  iniciada por  el Centro Botín, están igualmente, en las avanzadas obras del proyecto Museo Pereda, erigido, en lo que hasta ahora era la sede central  del Banco Santander, trasladado a un edificio singular de la ciudad, donde realmente  inicio sus actividades antaño; tras finalizar las actividades del Mercantil, que fue absorbido.

En pleno Paseo de Pereda, será una realidad en el cuarto trimestre de 2023. Albergará la colección  plástica del Banco Santander, la más importante de España y posiblemente de Europa. Que va de Grecos a Picassos, pasando por primerísimas firmas de la historia del arte.

 Este edificio, en construcción, ya singular es un diseño del arquitecto, David Chipperfield, Constará de tres plantas, que se dedicaran a destacadas exposiciones de arte; un piso con una zona multimedia y también espacios multiusos destinados a los ciudadanos y las empresas. Como zona especial, una terraza de 100 metros cuadrados con vistas a la bahía santanderina, que hará las delicias de los visitantes.

El presupuesto inicial es de 60 millones de euros, que con la nueva sede central del banco, supondrá en principio una inversión de 85 millones de euros. Esto ha sido una idea de la presidenta del banco, Ana Botín, parangonando a su padre, que  construyó el importantísimo, ya citado, Centro Botín. Original del arquitecto italiano, Renzo Piano. En la actualidad de lo mayormente visitado en la capital de Cantabria. Y para que todos los Botín, tengan protagonismo en  estos proyectos, Ana Botín, en su discurso de presentación al aprobarse las obras, junto al Presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y la Alcaldesa de la Ciudad, Gema Igual, lo inicio y termino con palabras de Emilio Botín Sanz de Sautuola, conocido popularmente como, “Botín El Viejo” cuando inauguró este edificio, como central de identidad bancaria y aunque  se trate del 6º banco del mundo, el se los dedicó a Santander y sus ciudadanos. Por ello se ha señalado, por su nieta, el valor local del proyecto.

En el antiguo edificio de otro banco, el de España, en Cantabria, se ha puesto en marcha, con su aprobación la nueva sede, igualmente en pleno centro de Santander, del Museo Nacional, Reina Sofía; con el gran añadido del archivo Lafuente. Un proyecto, que será realidad, en 2025. Ya que el edificio, donde irá instalado, cuya importancia arquitectónica, obliga a remodelarse cambiando solo el interior. Para lo que el Ayuntamiento, ha puesto, para realizar las obras, la cifra de 15,7 millones de Euros, para crear un gran centro expositivo, en un ámbito de 4.000 metros cuadrados.

El Archivo Lafuente, perteneciente al coleccionista y empresario, cántabro, de origen gallego, José María Lafuente. Mundialmente reconocido, adquirido por el Estado en casi 30 millones de euros. Es de suma importancia. Está compuesto por 130.000 piezas, objetos y documentos, considerado como uno de los más importantes y completos del mundo. Así como una fuente indispensable, para el conocimiento de las vanguardias del Siglo XX.

Pero no acaba aquí la cosa. Ya se ha aprobado todo lo relacionado con la nueva sede del Museo de Prehistoria de Cantabria, con elementos únicos, para estudiosos y publico de los cinco continentes. Además se abrirá de nuevo, tras su importante remodelación,  el edificio singular de la Biblioteca, Menéndez Pelayo, con su colección bibliográfica imprescindible para el estudio de la literatura y el Museo Municipal de Arte, con importantes obras clásicas y contemporáneas. Ente ellas el famoso Fernando Vll de Goya. 

20 Concurso de Piano de Santander Paloma O’Shea

Venidos del todo el mundo, ahora con la prevalencia de los orientales, ante la cercanía de unos premios, que te acercan a los grandes centro musicales del mundo; y que ya  ostentan estupendas  firmas del piano, se celebro el, 20 Concurso Internacional de Piano de Santander, Paloma  O´shea. Seguidas las diferentes pruebas,  de solista,  o en música de cámara, por el público,  que  llenaba las salas de la pruebas. 

Una edición, a la  que el  FIS, dedica un espacio para las finales, con orquesta sinfónica. De los seis  finalistas salidos de las diferentes eliminatorias, tiene que dar el do de peño frente a una gran orquesta para dilucidar campeón. En dos jornadas trasmitidas, en directo, por La 2 de TVE y Radio 2 de, RNE, con audiencias relevantes,  que ponen a las claras que una competición musical, puede colocarse, no digo como el futbol, pero sí de forma destacada. Una edición, que ha cumplido cincuenta años de edad y que ha ganado un canadiense, Jaeden Izik Dzurko, interpretando el Concierto Nº 3 de Rachmaninov.

Un concurso, celebrando este año, el cincuenta aniversario de, su puesta en marcha. Con implicación de los premios, a los mejores teatros del mundo. Desde Estados Unidos a Japón, pasando por los históricos europeos, donde ganador y algún finalista visitan para engrandecer sus curriculums. 

Unas bodas de oro, en el que la fundadora Paloma O´Shea, presentó su propio cese, como directora. Aduciendo avanzada edad. Mirando para cuando tenga la misión de levantar el siguiente concurso, el XXl. Ahora a esperar con inquietud al nuevo director o directora. Para mantener  el Estatus de ser  uno de los  destacados en el panorama  internacional.

Sin duda este año ha alcanzado un gran protagonismo la Fundación Albéniz, que como  hace  ya bastantes años celebra los Encuentros de Música y Academia de Santander, protagonizados por los alumnos de todos el mundo, que estudian o perfeccionan sus carreras musicales; así como los famosos profesores del Conservatorio Reina Sofía. Unos concierto desarrollados, bien el Palacio de Festivales de Cantabria o en, los ya escenarios maravillosos, de los marcos históricos, repartidos por toda la geografía cántabra. Conciertos extraordinarios, con una mezcla de instrumentos, que desconocíamos de la existencia de partituras.  

71 Festival Internacional de Santander

Han sido 29 días de Agosto, intensos de música y danza, con una promesa implícita de recuperar, de alguna manera, el teatro.

Estrenos y otras novedades, han compartido éxito con una programación personal sin concesiones, que ha llamado la atención de la crítica especializada.

Se inició con un concierto de altura, de la llamada  música barroca, con dos de las mejores agrupaciones del género, como, la, Moteverdi Choir & English Baroque Soloist. Ambos bajo la dirección, nada menos,  que de John Eliot Gardiner, el maestro británico, maestro a su vez de las mejores batutas. Para cerrarse con la Orquesta Filarmónica Checa, junto al gran coro, protagonista principalísimo de  la historia de este Festival, el Orfeón Donostiarra. Bajo la Dirección Semyon Bychkov. 

Una edición del FIS, a la chita callando, sin estridencias, con un espíritu creativo, destacando profusamente las presencias, sin ir solo a los fastos. Por ello, en cada apartado de la programación se  han podido contemplar un ramillete de calidad, solo comparable  a los grades festivales europeos, con  los que hemos y estamos hermanados.

En el apartado Sinfónico Coral, hemos disfrutado, además de lo antes expuesto, con las Finales  del 20 Concurso Internacional de Piano de Santander, Paloma O´shea, acompañados a lo seis finalista por la Orquesta Sinfónica de la RTVE. Pedazo de conjunto sinfónico, con su director titular, el español, Pablo González; que ha sido uno de sus principales acicates. Al otro día, ofreció dos piezas, preciosas. Con el Concierto para Violonchelo de Dvorak, tomando protagonismo nuestro violonchelista, actualmente, con mayor dedicación internacional, Asier Polo. Para completar, nada menos, “Cuadros de una exposición” de, Mussorgsky, en versión Ravel.

Una de las orquestas alemanas,  más afamadas, la de Radio Frankfurt; y su nuevo titular, el director franco armenio, Alain Altinoglu, dieron la campanada, con un programa dedicado a, Verdi, Weinberg, Sibelius, con su concierto para violín, con la solista coreana, extraordinaria, Bonsori Kim ; y  Debussy, del que escuchamos  “Tres Nocturnos”, uno de ellos con el famoso coro Femenino vasco, Vocalía Taldea, que puso los pelos de punta.

La Sinfónica del Principado Asturias, puso el acento futurista en el género, con dos estrenos absolutos del festival internacional santanderino, “ Farewell, La Despedida de los Olmos” de, Israel López Estelches ; y de Beatriz  Arzamendi, “Omne Vivum Ex Vivo”. La primera adentrándose, con certeza,  en los caminos futuristas, del tiempo que vendrá. Mientras, que la pieza de  la compositora, cosa poco habitual, nos trasladó al cine, acentuado por la música de Williams, como “La Guerra de las Galaxias”. Completando con,  “Speaking Drums”; y la intervención  del gran  e irreverente percusionista, Dominique Vleeshouwers. Para terminar con el “Schereherezade” y la violinista Elim Chan, perfecta de ejecución.

Una jornada para no olvidar, fue la protagonizada por la Orquesta de Cámara de Lausanne, con su director y violinista, Renaud Capuçon. Virtuoso concertista donde los haya, maravilló al público; bien secundado por una chambre de altura. Para finalizar, el ciclo con los dos conciertos de  la Filarmónica Checa, que en su primera intervención interpretó, la 7ª de Mahler.

Vivimos nuevamente, la experiencia de la ópera, en concierto. Las hay con todo. Otra experiencia,  es en concierto, pero donde los cantantes parecen solistas; y luego el tipo de la que vimos, Ópera versión concierto dramatizado. Fueron, “Las Bodas de Fígaro” de, Mozart, y los protagonistas, Les Musiciens du Louvre”, bajo la dirección Marc Ninkowski , Además de un reparto de extraordinarios cantantes, desarrollando el argumento, en la parte del escenario, que le dejaba la orquesta, siendo el director casi un personaje más.

La música propiamente de Cámara, estuvo representada, principalmente, por grupos de música antigua, aunque también hubo una excelente diferenciación. Escuchamos a Vos Lumini, dirigidos por, Lionel Meunier y a Moises P. Sánchez Ensemble, para cerrar, por la famosísima, Camerata Salzburg, con dirección de la interprete de violín, Janine Jansen.

El pianista oriental, Lang Lang, tres jornadas, que hubiera estado, habría llenado el aforo de la Sala Argenta, del Palacio de Festivales de Cantabria. Con 1.600 asientos de aforo. Por tanto, además de disfrutar de su talento de concertista de piano, supuso uno de los acontecimientos del verano. Pero no  terminó ahí la cosa; tuvimos la oportunidad de presenciar el recital del barítono, Matthias Goerne, en un concierto  titulado “Viaje de Invierno”. Dedicado íntegramente a temas de, Schubert.

El ciclo de Danza, ha cumplido con una edición, de forma espectacular, cargado de argumentos. Se inicio con Acosta Danza, el ballet del famoso bailarín y coreógrafo, Carlos Acosta. Creando una fiesta mágica, de raíces afroamericanas, de tanta expresión en Cuba. No se quedaron corto el Ballet Flamenco de Andalucía, despertando en un intenso drama flamenco, la historia sentida de, García Lorca y las mujeres. Ya lo de la Compañía Francesa, KÄFIG con “Cartes Blanches”. Introduciendo el Hip Hop, en la danza moderna. Es una experiencia única.

Ha sido 29 días extraordinarios, con cuarenta citas dividas, en  las de la Sala Argenta y en el Centro Botín, unido  a los grades marcos históricos,  de la región. Calidad e impacto, para el público, que gozó de un mes de agosto, lleno de sensaciones, desde un teatro.  

Una gran edición de cine desde la normalidad en San Sebastian.

Sin sorpresas, se resolvió el 70 Festival Internacional de cine de San Sebastián, con la Concha de Oro a “Los Reyes del Mundo” de, nacionalidad colombiana. Segundo largometraje de Laura Mora, ( Medellín 1981) que desde su proyección, nadie dudó de su triunfo; y eso que no fue de las del final. Poniendo una paz en la rueda de prensa, de presentación del palmarés, que primero en el Hotel María Cristina y posteriormente en el Kursal, se producía normalmente, el follón sintiéndose  con profusión, los a favor y los en contra.

Una historia de viaje, de unos personajes, adolecentes, hacia la felicidad. Cinco jóvenes, del lumpen, por cierto de Medellín, se dirigen hacia un lugar, donde unos de ellos, ha  heredado unas tierras de su abuela. Unas tierras,  que tienen que ser reclamadas, pues ha recibido una sentencia,  concediéndolas al joven amigo y negándoselas al Ejecutivo Nacional. Todo ello, en el ambiente de zozobra bélica, vivida por el país, por los enfrentamientos históricos entre facciones. 

Laura Mora, que vio nacer su vocación a través de su madre, que la llevaba a las salas y donde fue influida por el cine de, Pier Paolo Pasollini; en su carrera principalmente para la Tv, fue codirectora de la serie, “Escobar, el Patrón del Mal”. Realizando importantes ficciones para Netflis. Dándose a conocer en la gran pantalla con, “Matar a Jesús”. Por la que recibió 20 premios; entre ellos en el propio San Sebastián, dentro de la sección “Nuevos Directores”. Un triunfo que dejo al Cine Español casi huérfano, a pesar de ser el año con mayor numero de ejemplos, de gente consagradísima.

Laura Mora, que en sus dos largometrajes hace referencia a la violencia en su país, dedicó el premio a su padre muerto, en atentado hace 29 años.

También podíamos decir. que el palmarés, en sus máximos premios  se expresan a través de los que viene llamándose  una Road Movie, pues el Premio Especial del Jurado, recaído en  el filme norte americano, “Runner” de, otra directora, Marian Mathias sobre los paisajes de la América profunda. Donde una chica de 18 años, acompaña el féretro de su padre, en un entierro para la reflexión.

El Director Japonés, Genki Kawamura, se alzo con la concha a la mejor dirección, por su película, “Cien Flores”. La historia de una madre con alzheimer y su hijo, en una convivencia difícil. Está basado en su propia experiencia con su abuela, que dejó de reconocerle, a no ser que le llevara un ramo de flores.   

Desde el pasado año, se concede el premio de interpretación sin señalar género. Pero en esta edición, ha sido compartido por una mujer y un hombre. Carla Quilez, una debutante, que encarna a la madre adolescente de “La Maternal”. A la que la directora encontró por instagrán. Sin contar con “Suro” de Mikel Gerrea galardonada, entre el cine vasco, la cinta de, Pilar Palomero fue la única entre la  muchas españolas, que recibió algún título. Compartido con  el actor, Paul Kircher, interpretando a otro  joven, este ante la muerte de su padre en, “Le Lycéen” de, Christophe Honore. Otro premio importante, es sin duda el que concede el público ´Recaído en esta ocasión, en la película argentina de,  Santiago Mitre, “Argentina 1985”. Toda una recreación de la figura del Juez Strassera que entendió sobre los juicios, a los miembros de la dictadura, protagonizada magníficamente por, Ricardo Darín. Que también se paseó por Donostia.

Los grandes perdedores, sin duda el Cine Español, al que los jurados, no debieron celebrar, lo mismo que el Director Rebordinos, su dilatada  presencia. Con títulos y autores, muchos en las  quinielas a priori. Ahí están algunos títulos. A concurso también estuvieron presentes, “Girasoles Silvestres” de, Jaime Rosales y “La Consagración de la Primavera” de, Ricardo Franco. Fuera de concurso, además de las anteriormente citadas, estaban, “ Apagón” firmada por varios directores, entre ellos , Rodrigo Sorocoyen, Alberto Rodriguez e Isaki Lakuesta, que ya este último  alcanzo la Concha de Oro y otras distinciones, en anteriores festivales y como no; la gran Isabel Coixet con, “El Sotre Groc”, en un desfile  con no mucha gloria. 

Una edición donde las mujeres vuelven a tomar protagonismo, destacando; historias sobre la muerte, que a su vez desarrollan argumentos de búsqueda. Y se ha recordado a las grandes estrellas, que conformaron la muestra.

Zinemaldia 2022, celebró estas siete décadas, con una serie de gestos traducidos en diferentes iniciativas y actos. Entre ellos, a nuestro juicio, destaca la gran exposición de fotos y videos de Tabacalera, donde ya, en un especial recinto, para el festival, nos hemos llenado de esa historia brillante de sueños del cine, con su ejemplo donostiarra. Una exposición poniendo muy a las claras como pertenece al exclusivo Club de la serie A, donde en Europa, están Cannes y Venecia. Con una serie de fotos, aportadas por los ciudadanos, muchos de ellos, esperando horas, durante muchos años, con su camarita junto a la alfombra roja.

Por cierto que  hablando de 70 aniversario, recordarán que el pasado año, el crítico, de “El País” y de otros medios radiofónicos y televisivos, Carlos Boyero, se enfado por el resultado del palmarés, con epítetos duros. Pues bien  en la edición 2022, se ha estrenado un documental, sobre su figura, a cuya gala no asistió. En cambio manifestó “Cuenta la historia de una persona con my mala Leche, como yo”.

La inauguración, el pasado 16 de Septiembre, tuvo como película de apertura, fuera de concurso, la española, “Modelo 77” del  andaluz, Alberto Rodríguez (“ La Isla Mínima” o “El Hombre de las mil Caras”) poniendo su granito de arena, en colaborar con la internacionalización de nuestro cine español, que ya ha perdido la timidez, presentándose con sello de calidad, “Es Cine Español”. Protagonizada por la nueva estrella joven, Miguel Herrán, Junto a Javier Gutiérrez, en una genial interpretación. De asunto carcelario, basado en hechos reales, como es gusto de su director.

 Protagonizando la clausura, con una mirada a un eterno detective de Hollywood, “Marlowe”. Ahora con la imagen de Liam Neeson, presente en la proyección. Acompañado de la Bellísima, Diane Kruger; y del Director, especialista del género, Neil Jordan.

En los primeros días, se hizo entrega, como suele ser costumbre del Premio Nacional dedicado al cine. Lo recogió con halo de acontecimiento, Penélope Cruz. Nuestra actriz súper internacional, en posesión de un Oscar y otras nominaciones del valioso galardón. Si como otros importantes premios, como la Copa Volpi de Venecia. Mucho cariño entre el Ministro, Miquel Iceta y la actriz madrileña, en la entrega. De la que se puso de manifiesto, su lucha constante, por llegar a la cumbre, sobre todo en panorama mundial. 

Los premios Donostia recayeron en dos grandes del cine; de la interpretación y la dirección. Juliette Binoche, dándonos la oportunidad de ver  su última película, “Fuego” y David Conenberg y su filme, “Crímenes del Futuro· Señalar que la Binoche, es la cuarta vez que visita el festival donostiarra, siendo este año cartel del mismo.

Donostia Cinemaldia, también se surtió de grandes estrellas del cine de los cuatro continentes. A los ya citados, tenemos astros de la pantalla como, Liam Neeson y Daine Kruger. La pléyade de los líderes de la interpretación o de la realización del Cine Español, como, Juan Diego Botto, presentando película, como director e intérprete; Paco León e Isabel Coixet. Todos dieron relumbrón a esa fiesta del cine, ambientando ese Paseo de la Concha.

Otro hito este año, ha sido la sesión, “Las Perlas”, que consiste en la proyección, con presencia importante de películas y protagonista, ganadores de los principales Festivales o al menos, en ocasiones, que hayan tenido un impacto grande. Como, “Corsage, La Emperatriz Rebelde” de, Marie Kreutzer; “Bardo” de González Iñarritu; “No te Preocupes Querida” de, Olivia Wilde; “Broker” de, Hirokazu Kooreeda; “L´innocent” de, Philippe Garrel; “R.M.N.” de, Cristian Mongiu; “Torit et Lokita” de, Hermanos Dardenne; “Un Beau Matin” de, Mia Hansen-Love; “Peter Von Kant” de François Hozon y según nuestro entender la esperada, “El Triangulo de la Tristeza” del sueco, Ruben Höstlung, Palma de oro del  Festival de Cannes de este año.

Sin duda, fue una edición redonda, donde funcionaron todas las secciones, como la eterna Zabaltegui. Con instalaciones siglo XXl, que  como siempre, han hecho surgir alguna dificultad a alguna persona, pero que sin duda, han facilitado las cosas. Mucho público, en su mayoría joven, una gran esperanza para el cine en pantalla grande y es que San Sebastián con la hostelería al completo, se convierte en el gran escaparate internacional del cine y en suma de la cultura, por muchos años.