Estonia, el lugar perfecto para unas vacaciones en familia

En ocasiones buscar un lugar donde ir de vacaciones cuando tenemos hijos se convierte en una auténtica pesadilla, necesitamos algo que complazca a los más pequeños, pero sin olvidar que los mayores, también están de vacaciones. Hay un lugar en el norte de Europa que reúne las características necesarias para que toda la familia pase unas vacaciones inolvidables y este lugar, es Estonia. Aquí todos encontraremos numerosas actividades que realizar, tanto al aire libre, como en centros de ocio y museos. Así que nuestra recomendación es que hagáis las maletas y vengáis a visitarnos.

destino-estonia-viajes-turismoEn Tallinn tan solo pasear por las calles de su Ciudad Vieja es una actividad que gustará a todos. Cuando veáis el edificio del Ayuntamiento, no olvidéis señalarles a los niños las divertidas gárgolas en forma de dragones con corona que decoran su fachada, seguro que les encantan. También en la Ciudad Vieja encontramos los túneles del Bastión, construidos en el siglo XVII y que permitían moverse de manera segura, así como espiar al enemigo.

Si hablamos de museos, en Tallinn hay varios museos de visita obligada cuando viajamos con niños, algunos estos museos son el Museo de las Marionetas NUKU, el Puerto de Hidroaviones (Lennusadaam) y el recientemente inaugurado Energy Discovery Centre. En el Museo de las Marionetas NUKU encontraremos marionetas de todo el mundo, los más valientes podrán visitar la “cámara de los horrores” donde las marionetas más peligrosas están guardadas para ofrecer toda la seguridad posible a los visitantes, un puente de cristal nos lleva hasta los talleres donde los artesanos nos enseñarán todos los secretos de la creación de las marionetas; El Puerto de Hidroaviones, Lennusadaam,

situado en el precioso barrio de Kalamaja, es otra de esas visitas que disfrutará toda la familia. Antiguos barcos, exposiciones interactivas, aviones, juegos y la joya de la corona: un submarino Lembit de los años 30 que podremos visitar por dentro; por último en esta lista de museos, el nuevo Energy Discovery Centre, situado en una antigua planta eléctrica nos ofrece numerosas oportunidades de aprender y descubrir todo sobre la electricidad. Por supuesto, no podemos olvidarnos de llevar a los niños al Museo al Aire Libre de Tallinn. En él conocerán el estilo de vida estonio en los tiempos antiguos y podrán visitar los interiores de antiguas granjas.

destino-estonia-oso-naturaleza-viajesPero no solo en Tallinn encontramos actividades que realizar con los niños, Tartu, en el sur de Estonia es otra ciudad que no podemos perdernos si viajamos con los más pequeños. Allí se sitúa el AHHAA Science Centre donde la ciencia se transforma en una emocionante aventura. Fauna, flora, un planetario, un cine en 4D… todo lo necesario para pasar una mañana en familia. Otra opción, también en Tartu, es el Museo del Juguete, en él encontraremos juguetes históricos y tradicionales, talleres y muchas actividades para pasar un día genial.

Y también podemos disfrutar de numerosas actividades al aire libre en muchos lugares de Estonia, desde sus parques nacionales, a parques de aventura situados por todo el país. El parque de aventuras más grande se encuentra en Otepää, donde largos toboganes y pistas entre los árboles proporcionarán aventura y diversión hasta a los miembros de la familia más valientes. Encontramos parques de aventuras en otras zonas de Estonia como en Tallinn, en Pärnu y en Valgeranna. Otra interesante opción tanto para niños como para adultos, son las carreras de karts, donde la única condición es que los pies, lleguen a los pedales. Existen centros de Karts en varios puntos de Estonia, incluido Tallinn.

destino-estonia-museo-turismo-viajesPodemos visitar Estonia con los más pequeños en cualquier época del año, en verano las preciosas playas de arenas bancas de Tallinn y de Pärnu pueden ser una opción perfecta para pasar un divertido día en familia, muchas playas cuentan con zonas infantiles y para los adultos existe una amplia variedad de opciones para la práctica de deportes acuáticos.

El otoño y la primavera son el momento más apropiado para conocer los fantásticos Parques Nacionales de Estonia y tal vez, cruzarnos con algún gran mamífero, entre ellos alces, lobos u osos; coger bayas, o descubrir más sobre la rica flora y fauna del país.

En invierno, el Mercado de Navidad de Tallinn encantará a todos por igual, el mercado, que podemos visitar todos los años en la plaza del ayuntamiento, ha sido declarado uno de los mejores de Europa, y con motivo, sus casitas de madera y las artesanías que en él se ofrecen, nos harán vivir una experiencia navideña perfecta, además, podremos entrar en calor con chocolate caliente los más pequeños y con el reconfortante vino especiado los más mayores. Eso sin mencionar las numerosas actividades en la nieve que pueden practicarse en el país, desde rutas en trineos tirados por perros al tradicional esquí de fondo, con pistas disponibles incluso en las ciudades.

Si tienes hijos, no permitas que elegir el lugar de vuestras próximas vacaciones se convierta en un problema. Venid todos a Estonia y descubrir esta pequeña gran sorpresa.

 

Más información en: www.visitestonia.com/es