Artenatur oferta originales Casas-Cueva

Gran Canaria tiene en la actividad rural uno de sus muchos atractivos. Para ello las ofertas del medio natural deben tener una originalidad y una calidad adecuadas, ya que la competencia en el turismo así lo requiere y especialmente en lo que a Canarias se refiere.

De esta forma, Artenatur pone al alcance de los amantes de la naturaleza, sus Casas-Cueva, todo un ejemplo de originalidad.            

Casas-Cueva en la cumbre

casa-cueva-artenatur-exteriores-bodegaArtenatur – Artenara, Naturaleza, Turismo Rural – es una empresa  situada en las cumbres de Gran Canaria y concretamente en el municipio más alto de la isla, llamado Artenara, cuyo slogan es Cumbre de la Naturaleza, precisamente ideado por los creadores de Artenatur y elegido por el Ilustre Ayuntamiento de Artenara, en un concurso convocado al efecto.

Es justo el eslogan porque es un municipio que tiene cerca de su 80% protegido por el Parque Rural del Nublo, Parque Natural de Tamadaba y Paisaje protegido de Las Cumbres. Además todo él – no debemos olvidar que va desde la Cumbre – Los Moriscos, a 1.770 m – hasta el mar, en la Playa de Las Arenas, entre los municipios de Agaete y San Nicolás de Tolentino en los 66,69 Kms. cuadrados – está dentro de La Reserva de la Biosfera de Gran Canaria.

Rehabilitación de Casas-Cueva

Artenatur inició su andadura allá por el año 95 del siglo pasado empeñándose en la rehabilitación de Casas-Cueva que estaban abandonadas o casi.

P2-214_Fotografía_baja-37La Casa-Cueva es una vivienda horadada en la montaña formada por tosca que es un material natural más duro que la tierra y más blando que la piedra o basalto. Además este material tiene la peculiaridad muy apreciada de que en su interior la temperatura se mantiene constante entre los 17 y 20º.

Así, en invierno, nos dan la sensación de abrigarnos ante el frío exterior y de refrescarnos en verano ante los rigores de su calor que, en días de calima se puede aproximar a los 50 grados.

Además sientes la fantástica sensación de que te invaden todas las energías positivas procedentes de las mismísimas entrañas de La Tierra don de te encuentras en ese momento.

Primero se empezó con la de El Caidero, allá por 1.995, propiedad de sus antepasados donde los abuelos convivieron y criaron a sus once hijos.

Le siguieron las obras de profunda remodelación de unas cuevas qcasa-cueva-exteriores-el-mimoue estuvieron muchos años deshabitadas y que hoy están dedicadas al Turismo Rural, como la de El Caidero, y que se conocen con el nombre de Las Margaritas y El Mimo, situadas en el barrio de Las arvejas, también en Artenara.

El penúltimo gran desafío de Artenatur ha sido la Casa-Cueva Los Cabucos, situada en Juncalillo de Gáldar y que, después de casi cinco años de rehabilitación, debido a que gran parte de la misma ha sido de forma casi artesanal, piedra a piedra, mano a mano… se ha hecho merecedora de un primer premio por su Calidad y Originalidad, otorgado por esta revista. El Paraiso le suelen llamar los clientes.

La última en incorporarse a la empresa y al Turismo Rural ha sido la Casa-Cueva Mamá Nieves (www. artenatur.com), con unas vistas impresionantes hacia  El Nublo, El Bentayga – los dos Roques más emblemáticos de la isla- y toda la cuenca de Tejada – Artenara y debajo de la conocidísima ermita – también en cueva – donde se venera la imagen de la Virgen de la Cuevita: de ahí su nombre.

Recuperación de tradiciones

Estas viviendas están equipadcasas-cueva-artenatur-interior-aseoas con las comodidades que se puedan imaginar para disfrutar de un completo descanso. Retornarán a la tarea cotidiana relajados e impregnados de los encantos naturales que las rodean: majestuosas montañas, profundos barrancos, frondosos pinares, serpenteados senderos y caminos reales; laboriosos artesanos, sacrificadas tareas agrícolas y ganaderas con sus típicos productos; la amabilidad de su gente y unas puestas de sol inolvidables, despidiéndose hasta el día siguiente entre Tamadaba y el Teide para que podamos disfrutar, desde las mismas Casas-Cueva, de todas las estrellas de la naturaleza en las plácidas noches. Imagine un lugar lejos de la multitud, de la urbe, del estrés, del ruido….

Imagine un hábitat absolutamente natural, aislado, donde se funde el culto a los valores y tradiciones con el mejor confort y el buen gusto. El tiempo se detiene. Así que si quieren algo original… la Casa-Cueva es lo ideal. El que prueba repite. ¿Por qué será? Averígüelo usted mismo/a. ¡Vive la Cueva! P2-214_Fotografía_baja-31-copia

Los clientes de estas Casas-Cueva, al solicitar un vino de la tierra y de calidad, indujeron a que Artenatur empezara a recuperar las parras –  viñedos – que languidecían abandonada en las orillas de los bancales -cercados, huertos- artenarenses, lo que sirvió para recuperar una actividad muy tradicional y arraigada en toda la isla y que casi todas las familias lo utilizaban para consumo propio, bien como exquisito postre, la uva, o como bebida, el vino para los frecuentes tenderetes o para combatir el frío invernal, añadiéndosele gofio y tomándose como una “ralera” tremendamente alimenticia y gratificante, a veces acompañada de la consiguiente borrachera si el vino era excesivo.

casa-cueva-artenatur-piscina-el-mimoY la última de Artenatur ha sido volver a recuperar otra tradición muy habitual antes casi en cada familia, no sólo por su valor alimenticio sino por el sanitario, y que ha estado a punto de extinguirse en Artenara.

Se trata de la recolección y envasado de la miel. Para ello ha adquirido, reproducido e instalado colmenas en los lugares más emblemáticos, ecológicos, naturales, deshabitados, tranquilos y protegidos de Gran Canaria: Tirma, Tamadaba, Acusa y cuenca de Tejeda-Artenara. Todos ellos, como toda Artenara, están dentro de La Reserva de la Biosfera de Gran Canaria. Ya se está ganando un prestigio entre los consumidores y se puede adquirir en los mejores herbolarios, mercadillos y centros especializados de la isla,  e incluso está siendo demandada fuera de ella por su calidad y pureza.

Mas información: Artenatur