El Nueva York flotante

El Puerto de Las Palmas se está convirtiendo en un gran receptor de plataformas petrolíferas y buques de prospección, que permanecen largo tiempo en sus diques. Realizan labores de mantenimiento, o simplemente, supongo que esperarán alguna orden para desplazarse a lugares donde se van a realizar extracciones de crudo en algún lugar de la costa de África.

En estos momentos hay un buque cerca de las costas de Lanzarote y Fuerteventura que, contratado por la multinacional Repsol, y con la anuncia del ministerio de Energía y Turismo español, pretende comprobar si existe  o no petróleo en ese lugar. Todo ello, pese a la oposición del gobierno de Canarias y de muchos habitantes de estas islas,, aunque también hay quien defienda tales sondeos. Lo peor de todo esto es que se ha realizado de forma impositiva, sin atender a la demanda del ejecutivo canario que pretendía realizar una consulta, un referéndum sobre esta decisión…Plataforma petrolífera-LPGC

El gobierno de Canarias señala que ha habido escasa transparencia en esta acción y que el gobierno español se ha plegado a los intereses de una compañía petrolera, argumentando que las extracciones beneficiarán a España.Incluso la armada española se ha convertido en en un servicio de seguridad de una empresa privada, como ocurrió en el reciente caso de una lancha de la armada que arremetió contra una lancha de Green Peace, que estuvo a punto de matar a una activista italiana. Es ya el colmo del descaro.

Por otro lado, no han hablado en ningún momento de que un porcentaje de los ingresos obtenidos, en el caso de que hubiese petróleo, podrían ser serían para Canarias, que tantas carencias tiene debido al abandono de l gobierno central. Además, Canarias  sufre el riesgo de que se produzcan vertidos(no se puede afirmar al cien por cien de que no los vaya a haber)  que dañarían sus aguas, sus costas, sus playas, o sea, su industria turística, de la que depende en gran medida.

También estas  extracciones se harían en una reserva de la biodiversidad que necesita protección. Las vibraciones de por sí causan daños a los cetáceos que viven en esas zonaS y, si hubiese un vertido, eliminaría el banco pesquero que se extiende por la costa de Canarias y del Sahara. Plataformas petroleras, entre la calima-LPGC

Tanto el gobierno de Canarias como parte de la ciudadanía de estas islas reclama que se desarrollan al máximo las energías alternativas: eólica, fotovoltaica, de las mareas, etc., y disminuya la dependencia del petróleo, no sólo porque es más cara, sino que además,perjudica la salud y al medio ambiente en general. La contaminación que origina el petróleo es una de las causas por las que disminuye la capa de ozono, tan fundamental para la vida en la Tierra.

José M. Balbuena Castellano

http://josemanuelbalbuena.blogspot.com.es/