Rutas singulares para redescubrir la Ruta del Vino Ribera del Duero

La Ruta del Vino Ribera del Duero propone múltiples opciones para descubrir el territorio este verano: en familia, en pareja o entre amigos. Las visitas a bodegas, las fiestas populares y mercados tradicionales o la gastronomía son algunas de las propuestas que completan la experiencia enoturística. La Ribera del Duero cuenta con una combinación única de tierra, microclima y una uva autóctona que produce magníficos y complejos vinos tintos.

Además, el cauce del río Duero nos regala paisajes singulares por todo el territorio, desde llanuras a pequeños oteros cuyas laderas alternan cultivos de cereal y vid. La Ruta del Vino Ribera del Duero ofrece alternativas a los paseos a pie o en automóvil para todos los públicos, combinando la elegancia de la ruta con diferentes opciones de transporte que proporcionarán aventuras para grandes y pequeños.

Móntate en la Ruta y pasea a caballo

Por qué no dejar a un lado los paseos a pie y adentrarnos en una aventura sobre un caballo, recorriendo campos de viñedos, parando en enclaves donde la naturaleza brilla por sí sola y el aroma afrutado de las excelentes uvas que a posteriori serán convertidas en exquisitos vinos, con Denominación de Origen propia.

RutaacaballoUna vez se les abra el apetito podrán parar en una de las 56 bodegas pertenecientes a la Ruta; catar diferentes vinos y disfrutar de un menú con productos autóctonos de la zona que proporcionarán la energía necesaria para seguir con el paseo por la tarde, momento idóneo para visitar alguno de los 22 museos y centros de interpretación, por ejemplo: el Museo Provincial del Vino, el Museo de los Aromas o el de los Juegos Tradicionales, entre otros.

Además, también encontrarán itinerarios temáticos como la Ruta de los Castillos, una opción fabulosa para visitar monumentos, torreones y claustros –ideal para que los más pequeños se sientan como auténticos príncipes y princesas por un día- hasta que el sol se pone, difuminando los campos y creando una fotografía espectacular, perfecto para estar rodeado de los suyos, dejar al lado las tensiones y las preocupaciones.

Rema entre viñedos por el río Duero

Otra opción muy interesante y diferente para empezar el día tras un buen desayuno, es realizar una ruta en piragua, apto para parejas, grupos de amigos y familias. Con cerca de 900 kilómetros de longitud, el río Duero esconde un recorrido lleno de historia, mitos culturales y bellos paisajes en los que la tradición vinícola estará presente mediante el olor y el color.

CanoasriodueroHay muchos tramos en los que disfrutar de la Ribera desde el propio río. En Valbuena de Duero podrán realizar actividades acuáticas en el Paraje de la Isla, que cuenta con embarcadero natural y una pesquera. En la villa de Peñafiel el paseo por la Senda del Duero y la playa fluvial del Esgueva harán las delicias de grandes y pequeños. Ya en la provincia de Burgos, nos encontramos con atractivas opciones como los paseos en barca de Aranda de Duero o el embarcadero natural de Vadocondes, que discurre junto al GR-14. Por último, llegados ya a la provincia de Soria, nos encontramos con el río en la villa de San Esteban de Gormaz, donde el románico y la naturaleza se unen en perfecta armonía, para practicar piragüismo, pasear a orillas del Duero, pescar o, simplemente, disfrutar de una jornada al aire libre.

El gran caudal del río Duero, el clima agradable del verano y el envoltorio de paisajes vivos y llenos de naturaleza proporcionan un cuadro magnífico para practicar estas actividades, sin olvidar el vino y los productos de calidad que ofrece la zona.

Piérdete por la naturaleza a golpe de pedal

Si descubrir los paisajes de la Ribera del Duero es un placer, recorrerlos a golpe de pedal es un auténtico lujo. Existen diferentes rutas ya establecidas, así como senderos, con diferentes grados de dificultad en función del nivel de cada usuario, esto crea un escenario perfecto para grupos de amigos, parejas o familias que quieren combinar el vino y sus aficiones o, simplemente, disfrutar de los paisajes y la naturaleza de una forma diferente, combinándolo con deporte y aventura.

CiclistasvinedosAdemás la oferta en rutas de trekking es muy amplia y abarca recorridos para todos los públicos. Unos se lo pueden tomar como un deporte o, incluso, un reto y otros, por ejemplo familias, como excursiones por la naturaleza, presenciando paisajes naturales que crearán un vínculo de unión y potenciarán la relación entre los presentes.

Después de la ruta llega el momento perfecto para reponer fuerzas en alguna de las bodegas, restaurantes y enotecas, degustando vinos y productos gastronómicos locales. Finalmente, el descanso del guerrero llegará de la mano del alojamiento y, ¿por qué no?, de un tratamiento de spa y vinoterapia.

En la web oficial de la Ruta del Vino Ribera del Duero se pueden ver las diferentes rutas ya establecidas, en las que encontrarán todo lo necesario para pasar un día completo.