La Kenia desconocida

Kenia es el hogar de los safaris pero también hay una gran cantidad de aventuras. Las tierras y paisajes de Kenia ofrecen un sinfín de oportunidades al viajero activo e intrépido, con posibilidades de escalar, realizar pesca en alta mar, admirar safaris montados en camellos o caballos por nombrar sólo unos pocos atractivos.

Kenia es rica en posibilidades y las oportunidades para los amantes de un destino diferente son abundantes para las personas con sentido de aventura y admiración de la naturaleza.F-DW2041

Las raíces del presidente Obama están en Kenia, con el lugar de nacimiento de su padre en la pequeña ciudad de Nyangoma – Kogelo en el oeste de Kenia, cerca del Lago Victoria y la tercera ciudad de Kenia, Kisumu. Esta conexión ha colocado la zona en el mapa turístico fortaleciendo el desarrollo y la economía en la comunidad local.

La Kenia occidental ofrece mucho más que el enlace con Obama, ya que los visitantes también pueden descubrir lugares como las cuevas de sal del Parque Nacional del Monte Elgon o escalar el pico de la montaña; ver flamencos a lo largo de las orillas del lago Victoria, que es el segundo lago de agua dulce más grande del mundo, que cubre cerca de 70.000 km2; explorar la ciudad portuaria de Kisumu con su arquitectura colonial y visitar el sitio arqueológico en Rusinga dónde, Mary y Louis Leakey en 1948, descubrieron un esqueleto completo de más de 18 millones de años que tenía más parecido con un mono que con un humano.

En Kenia se encuentra el último bosque ecuatorial en el país, el Bosque de Kakamega, que es hogar de una gran variedad de animales, aves y reptiles, incluyendo monos colobus blancos y negros,  cercopiteco de cola roja, potos (grandes criaturas nocturnas parecidas al perezoso) galagidae, pangolín arborícola y leopardos.

Para los entusiastas del senderismo, Kenia es un mundo de altos y bajos, desde el segundo pico más alto de África en el Monte Kenya a las llanuras desérticas del norte.

Hay una amplia gama de excursiones desde tranquilos paseos entre colinas, a través de cordilleras con muchos animales, hasta rutas con gran altura. Para los que aspiran a las altitudes, los escaladores deben ser conscien tes de la dificultad técnica que supone el poderoso pico del Monte Kenya que con sus 5199 metros solamente es 696 metros más bajo que la montaña más alta de África, el Kilimanjaro, de 5895 m.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*