Los daños en maletas constituyen el 40% de las incidencias en los viajes

El departamento de Business Analytics de InterMundial Seguros recoge en un informe los datos relativos a las principales incidencias en el equipaje durante 2013
Con la llegada del verano y sus consiguientes traslados, los viajeros ponen especial atención en el trato recibido por sus maletas. Y muy especialmente si se utiliza el avión, pues los servicios aeroportuarios soportan en estos meses estivales una actividad mucho más elevada, lo que puede provocar daños o desperfectos en el equipaje.

Así lo manifiestan los datos recogidos en 2013 por el departamento de Business Analytics de InterMundial Seguros en un informe que apunta los daños en maletas como el 40% de las incidencias relacionadas con el equipaje, seguidas por la demora en la entrega (35%), robo (15%) y pérdida definitiva (10%).
El verano es época de multitud de desplazamientos en avión, donde los equipajes pueden sufrir algunos desperfectos al ser manipulados por el personal de los aeropuertos o perderse entre los numerosos vuelos que se operan a la vez cualquier día normal de Julio y Agosto, entre otras incidencias. Por ello, los datos recogidos por el departamento de Business Analytics de InterMundial son la prueba definitiva de que para viajar seguro se hace preciso y aconsejable la contratación de un seguro de viaje.
Los daños en maletas o bolsas – el 40% de las incidencias relacionadas con equipajes – se deben sobre todo a golpes, abolladuras y rotura de asas y ruedas. La mayoría de estos percances se producen sobre todo en los vuelos, durante la manipulación de los equipajes en las cintas transportadoras de los aeropuertos o mientras se cargan en las bodegas de los aviones.
Los casos de demora en la entrega de equipaje -el 35% de las incidencias totales- se dan en su mayoría durante los vuelos, y se deben, según la consultora internacional en el sector aéreo Sita, a una mala praxis en la transferencia entre vuelos de conexión, sobre todo en los principales aeropuertos internacionales del mundo, muy congestionados y con una gran cantidad de tráfico de tránsito.
La consultora afirma que durante 2013 el número total de equipajes mal gestionados ascendió a 21,8 millones, lo que supone 6,96 maletas mal tramitadas por cada mil pasajeros. Y es que, casi la mitad de los retrasos en la entrega de equipaje -el 45%- se relacionan con un cambio de avión; el 16% de equipajes no se cargaron en el avión y otro 15% no llegaron por problemas con la aduana, mal tiempo o restricciones en el espacio o peso. El resto de retrasos en la entrega se vinculan a una mala gestión de las maletas al llegar al destino o un etiquetado erróneo.
En cuanto a los robos de maletas, suponen un 15% de las incidencias con equipajes, algo que puede ocasionar numerosos trastornos en el viajero, sobre todo si está en el extranjero.
La contratación de un adecuado seguro de viajes puede minimizar las molestias ocasionadas por las incidencias con los equipajes. Así, en caso de demora en la entrega, la compañía se encarga de la búsqueda, localización y envío de los equipajes facturados y, además, se ocupa de reembolsar los gastos ocasionados durante la espera. Y si se producen daños en el equipaje, se reembolsarán los gastos a los viajeros.
En caso de robo de documentación, la contratación de un seguro de viaje permite realizar un anticipo de fondos a través de transferencia bancaria y cubrir los gastos de tramitación de la documentación robada. Y si el robo es del equipaje, el seguro asume parte o la totalidad del valor del mismo.
Ante daños o robos en materiales informáticos, dispositivos móviles y cámaras fotográficas, se reembolsa su valor estipulado. Finalmente, en caso de pérdida total del equipaje, se indemniza al pasajero en virtud del valor del mismo.