Indecente presión de IFEMA sobre el sector turístico

A fin de celebrar edición de Fitur con 50.000 visitantes del 19 al 23 de mayo

Como viene informando IFEMA desde hace unos meses, se anuncia  la celebración de una edición presencial/online, de FITUR, en las instalaciones de algunos pabellones de la Institución Ferial Madrileña, entre los días 19 y 23 de mayo próximos. No está claro aún – todo se lleva con secretismo sospechoso – que sea totalmente presencial, algo que se acerca, en todo caso al ser presencial, de una amenaza de peligrosidad social, dado que tratan, de que alrededor de 50.000 personas se den cita por los pasillos de los pabellones de IFEMA, sin que se pueda asegurar – por más que los organizadores digan que se tomarán todas las medidas, incluso renovar el aire de cada pabellón en tiempo récord – que semejante número de personas  no van a contagiarse de forma más o menos fácil. No se cuantifica qué parte  de la cita será presencial y cuál la de online, porque de lo que se trata por parte de IFEMA, es de conseguir hacer caja y no para encontrar la solución  de penuria por la que atraviesa el sector, dado que el sector da ya por perdida la temporada de Verano y hasta se duda de cuándo comenzará  este año a funcionar el Imserso.

La falta de vergüenza y de sentido común la comparten de igual forma, la dirección de IFEMA , que pide la asistencia a esta peligrosa cita, para conseguir un «Especial  Recuperación del Turismo» , vendiendo metros cuadrados, para stands, con lo que supone de peligrosidad este sistema – como queda demostrado en cada edición de FITUR – que facilitará, salvo que se ponga un vigilante junto a cada visitante, para que cumpla la normativa  sanitaria, peligro que ha quedado demostrado que existe, en otras ferias que se acaban de celebrar IFEMA en pasadas fechas, y que es seguro habrá colaborado a mantener y aumentar el contagio del virus en la cuarta ola que acaba de comenzar en España.

Pero es que, en una medida  de mayor responsabilidad, por parte del Ministerio de Industria Comercio y Turismo – que preside Reyes Maroto – se concede  a los asistentes a esta peligrosa cita, según  legislación del Gobierno de España –  Orden INT 657/2200 -, el título de  – «Trabajadores altamente cualificados» – por  asistir a un espacio ferial sumamente masificado, demostrando la insensibilidad de esta señora, titular del Turismo, promocionando  participar en un acto de tal peligrosidad social, como es, el de meter a 50.000 personas en 38.000 metros cuadrados, cada uno de los cinco días que tiene FITUR, en las actuales circunstancias.

Esta falta de sentido común ante la amenaza en estos momentos del Covid -19, ha llegado a lo más alto del poder del Estado. Se trata de que – estamos seguros que totalmente engañados por los poderes económicos, o los del Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid – la Casa Real ha participado hace menos de un mes en la presentación de la nueva imagen de IFEMA, que ahora se llamará «Feria Madrid». Es seguro que el engaño ha debido ser mal advertido, por la Casa Real, cuando es conocida su sensibilidad por el medio ambiente y por la peligrosidad del Covid-19. Es de suponer que se enteren de esta barbaridad social, que va a suponer la celebración de FITUR, donde no imagino asista la Casa Real, tal y como lo hecho en las anteriores ediciones de FITUR, debido a la peligrosidad social que supone poner en marcha una amenaza como esta.