Oferta de turismo rural

especial-viajes-turismo-gomera-drago2 En Vallehermoso, sus habitantes se esfuerzan en la reconstrucción de sus casas para alojamiento de los viajeros, siendo la vid exponente de su agricultura local, donde se acompaña esta actividad con labores artesanales.

De barlovento a sotavento se extiende este municipio que ofrece al viajero unas variadas características climáticas con influencia del alisio, con repoblación de pinares pero destacando sobre todo impresionantes y originales palmerales.

Pero donde se encuentra el caminante los barrancos más espectaculares y bellos de la Isla, es en Valle Gran Rey, en cuyo terreno se favoreció la creación de un lenguaje único en el mundo : “ el silbo gomero “ que se puede oír a tres o cuatro kilómetros a través de barrancos, siendo la forma de comunicarse que usaban-usan sus habitantes.

Se puede decir que en la actualidad, es el municipio más importante a nivel turístico, donde día a día se trabaja para mejorar sus infraestructuras. Las zonas inferiores son ácidas en contraposición con las zonas superiores que conocen el desbordamiento de las nieblas del alisio, dando mayores aportes hídricos a los palmerales a lo largo de sus cauces.

Sobre la pendiente de un cerro encontramos Alajero con sus bellas construcciones de piedra desiguales que parecen caer de la montaña, dando la impresión al viajero que las contempla, que se ha detenido el tiempo para vivir al margen de la historia, sus puertas siempre abiertas a todo el que llega, para poder contemplar sus panales, sus huertas bien cultivadas de hortalizas y ricos frutales.

Tierra de pan y despensa de la Isla, que tendrá que tener sus motivos, ya que contemplando su paisaje, ayuda a entender a sus habitantes que saben comprender y dar con generosidad a los pueblos vecinos de la Isla con sus aportaciones.