Gigantesca interpretación musical de la cantata Carmina Burana

  • Con la participación de más de 500 cantantes y una orquesta de más de un centenar de componentes

En el Auditorio de Música de Madrid, se acaba de celebrar el más gigantesco Concierto Corporativo realizado en este escenario musical, de la mano de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, bajo la dirección del gran profesional que es Victor Pablo Pérez y donde han intervenido más de 500 cantantes pertenecientes a 14 coros participativos, junto a dos tenores – Agustín Gómez y Thomas Mohr – la soprano, Iliana Machado y los pianistas, Jose Segovia y Karina Azizova, todo ello para hacer realidad una de las más impresionantes partituras musicales, como es Carmina Burana.

La monumentalidad de esta composición musical ha sido uno de los mayores éxitos que se recuerdan en la capital de España, todo ello obra de la organización dela Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, que ha conseguido unir a todos estos profesionales, cerca de 700, bajo la dirección del gran director, Victor Pablo Pérez, que ha demostrado una vez más su incomparable calidad como director, tras conseguir un hito dentro de la música que se ha interpretado recientemente en la capital de España.

Todos los matices que esta composición del bávaro Carl Orff, que compuso esta cantata entre 1936 y 1937, han podido ser admirados por un lleno absoluto público, de algo más de la mitad delaforo de este Auditorio – el resto estaba ocupado por el fondo y los laterales  por los cantantes –  que han demostrado  su profesionalidad, formando parte de coros de cantantes localizados en la Comunidad de Madrid y que han sido protagonistas de la música de la voz, que se ha escuchado según el texto en latín y la música inspiradora del gran compositor alemán.

Los perfiles rítmicos y melódicos de esta impresionante partitura han sido perfectamente interpretados por esta multitud de cantantes y músicos, bajo cuidada dirección de Victor Pablo Pérez, lo que supone una osadía en la interpretación musical, pero que ha llevado a cabo con total éxito, dentro de la dificultad que supone un trabajo musical sumamente difícil de hacer realidad.