La Banda Sinfónica Municipal de Madrid valora a sus profesionales femeninas

El plato fuerte del concierto de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid en el concierto que acaba de ofrecer al público de la capital de España fue la última participación por jubilación, de la profesora Trinidad Egea Martí,  que fue despedida por sus compañeros, de la centenaria Banda Sinfónica Municipal de Madrid, con numerosas muestras de cariño  – un ramo de flores le fue entregado por un compañero de la Banda – que reconocen así su trabajo y  profesionalidad como violonchelista de la Banda Sinfónica Municipal de Madrid de la ahora jubilada.   

Nos comenta Trinidad Egea, “Entré como violonchelista en abril de 1974 siendo director Don Rodrigo de Santiago. Mi  primer concierto fue en el Parque de El Retiro  madrileño el 15 de Mayo festividad de San Isidro, patrono de la capital. 

Soy la segunda  profesora  que entró en la banda, anteriormente hubo otra, doña Milagros, tocaba el arpa, y yo no coincidí con ella pues se jubilo antes de mi ingreso.   Actualmente somos ocho mujeres en esta agrupación y en diversos instrumentos, clarinete, oboe, flauta, flautín, arpa y chelo.

He tenido el honor de ser dirigida por excelentes maestros, como  D. Francisco Javier Martínez Arcos, y bajo su dirección he realizado el 5 de enero de 2019 mi último concierto en el Teatro Real. Han sido  45 años llenos de plenitud en esta agrupación, y mi sentimiento es  de agradecimiento hacia mis maestros y mis compañeros y en todo momento he sentido su respeto y su cariño.”

Como puede verse la Banda Sinfónica Municipal de Madrid apuesta por la profesionalidad de la mujer.