Una exposición inédita en La Térmica (Málaga)

Escrito por María Esther Beltrán Martínez  

  • Una exposición fotográfica inédita de La Térmica recoge el paso de la estrella Brigitte Bardot por la provincia de Málaga
  • Las instantáneas de autoría anónima reflejan a la actriz durante el rodaje de la película ‘Los joyeros del claro de luna’ de Roger Vadim en 1957
  • Torremolinos, que la diva calificó como “el Saint Tropez español”, Alhaurín El Grande, Mijas o Álora son algunos de los escenarios donde se tomaron estas imágenes
  • La muestra, de entrada libre, podrá visitarse hasta el 6 de junio de 2021 siempre y cuando las autoridades sanitarias lo permitan

La Térmica, un  lujo cultural de Málaga

El centro de cultura contemporánea de la Diputación de Málaga, La Térmica, acogerá  hasta el 6 de junio una exposición fotográfica inédita sobre el paso de la estrella de cine Brigitte Bardot por la provincia de Málaga con motivo del rodaje de la película ‘Los joyeros del claro de luna’. Dirigida por Roger Vadim, que en ese momento era marido de Bardot, en 1957, y producida por Raoul Lèvy estuvo protagonizada por el mito francés.

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, junto al director de La Térmica, Salomón Castiel, ha presentado esta exposición en rueda de prensa que ha contado con la participación del comisario, José Luis Cabrera, el fotógrafo Jorge G. R. Dragón y el escritor y poeta Alfredo Taján.

‘Brigitte Bardot, mito y clichés en Málaga’ está compuesta por 61 fotografías y 27 piezas entre revistas, libros, postales y cuatro hojas de contactos originales. La exposición, comisariada por el escritor e investigador José Luis Cabrera, forma parte de una colección de cuatrocientos contactos fotográficos. Un material que pertenecía al coleccionista francés Alain Gomet, experto en cinematografía, y del que se desconoce la autoría.

El rodaje de la película tuvo lugar en el verano de 1957 en varias localizaciones malagueñas como Mijas, Torremolinos –un Saint-Tropez español, en palabras de la propia Bardot–, Alhaurín el Grande, Álora, El Chorro y el Desfiladero de los Gaitanes, la finca El Retiro de Churriana, el hotel Miramar en Málaga, y también en la provincia de Almería.

Entre las fotografías de la exposición aparecen el apeadero del tren del Pinillo (Torremolinos), la plaza de toros de Mijas y o varios puntos de La Carihuela. Concretamente, en esta zona fue donde Brigitte Bardot pasaba más tiempo libre. Y en la exposición se puede ver una fotografía en la que habla con niños de la zona, bañándose en la piscina del club El Remo (a cargo de Carlota Alessandri, mujer de Edgar Neville). También aparecen fotografías de la actriz en la terraza del Hotel Playa Montemar y paseando por la calle principal de La Carihuela con una pareja de bailaores flamencos que le enseñaron a tocar las castañuelas.

Mémoria histórica de la provincia provincia malagueña

De este modo, las instantáneas que se reúnen en la muestra recuperan la memoria histórica de la provincia malagueña. Muestran paisajes aún virginales y también los tópicos, los clichés que los creadores extranjeros buscaban de una España romántica y pasional. Brigitte Bardot, auténtico icono mediático y sexual del momento, se convierte en arquetipo de libertad y modernidad frente a lo tradicional y atávico, un contraste que también acontecía con la propia Costa del Sol.

La colección la componen 38 planchas de contactos originales que captan paisajes y retratos de los principales actores de ‘Los joyeros del claro de luna’ y, especialmente, de Brigitte Bardot, aquella que inspiró a Bob Dylan su primera canción, protagonizó libros de Simone de Beauvoir y Françoise Sagan, posó para los pintores Kees Van Dongen y Christo, y encarnó a la República Francesa como La Marianne bajo el cincel del escultor Alain Aslan.

Con motivo del hallazgo de esta colección, Brigitte Bardot, desde su casa de La Madrague, rememoró el rodaje, tal y como recoge El País Semanal afirmó : “Me encantó rodar aquella película en la Costa del Sol, nunca lo olvidaré. Vivía en una casita que se llamaba Las Algas, en una playa desierta. Un lugar que no disponía de ningún confort, pero que era un paraíso salvaje. Conocí lo mejor y lo peor de la España de aquella época. Era a la vez auténtica y magnífica, es la España que llevo en mi corazón. Fue allí, en aquellos días, donde aprendí a tocar la guitarra y donde me enseñaron a bailar flamenco.”

José Luis Cabrera, el comisario, es genealogista e investigador, autor/coautor de diversos libros como ‘El valor de una ilustrada, María Rosa de Gálvez’; ‘Málaga y la Nueva Ola’  y ‘La Fundación de Escuelas y Banco Agrícola de Macharaviaya’, y de numerosos artículos de investigación. Ha comisariado diversas exposiciones, entre ellas varias para la Diputación de Málaga: ‘llustradores del Pop; ‘Hijos de Torremolinos’ y ‘Brenan Íntimos(s)’. Es autor, junto a Lutz Petry, de la web Torremolinos Chic.

Además, La Térmica presenta una playlist en su canal de Spotify relacionada con la exposición, comisariada por Thalia B (Ultrarouge).

La película de Brigitte Bardot

En 1957, Roger Vadim rodó en la provincia de Málaga su largometraje ‘Les bijoutiers du clair de lune’, producción franco-italiana inspirada en la novela homónima de Albert Vidalie. La película fue estrenada al año siguiente, aunque no en España por impedimento de la censura, siendo editada recientemente con el nombre de ‘Los joyeros del claro de luna’.

El reparto fue encabezado por la estrella internacional del momento, Brigitte Bardot, acompañada por grandes actores como Stephen Boyd –que interpretó posteriormente al personaje de Messala en la película Ben-Hur–, Alida Valli y los españoles Fernando Rey, José Nieto y Maruchi Fresno. En el guión, junto a Jacques Rémy, intervino otro habitual de la Costa del Sol, Pieter Viertel, esposo de la actriz Deborah Kerr.

El largometraje presenta una España sensual, atrasada y violenta, que desgrana todos los tópicos –flamencos, aristócratas, toreros, truhanes– de forma exagerada, pero quizás no tan lejana de la realidad rural en aquel tiempo. Los únicos signos de modernidad filmados son un espectacular automóvil rojo Ford Fairlane de 1957, una enorme publicidad pop de Coca-Cola en un bar rural, y por supuesto la propia Brigitte.

La muestra podrá visitarse en la sala 017 de La Térmica hasta el 6 de junio de 2021 de martes a viernes de 11.00 a 17.30 horas, y los sábados y domingos de 11.00 a 14.30 horas. Horario sujeto a cambios según lo que dicten las autoridades sanitarias en función de la evolución de la pandemia por Covid-19.

El acceso a la exposición será libre con límite de aforo de 25 personas, siguiendo el protocolo de seguridad diseñado con motivo de la pandemia por Covid-19. Será obligatorio el uso de mascarilla, distancia de dos metros entre personas y se pondrá a disposición del usuario gel hidroalcohólico.

Enviado por Jose Antonio Sierra